sábado, 11 de abril de 2015

Mierda de vida

Estoy hasta el coño de pensar en todo lo que no me gusta.
Hasta el coño.
Hasta los cojones.
Hasta el culo.
Hasta el infinito y más allá.
Me pregunto por qué le damos ea importancia desmesurada a lo que no nos gusta cuando estamos disfrutando del camino.