viernes, 20 de marzo de 2015

Rutina diaria.

Leer las noticias y preguntarse cuánto, y hasta cuándo, se puede soportar.
Lo que más duele es ver a miembros de las clases más perjudicadas apoyando el discurso de aquellos que los están eliminando.

No hay comentarios: