viernes, 20 de marzo de 2015

La desesperanza.

Durante mucho tiempo he intentado mantener cierta inocencia y ahora que es imposible mantenerla veo que la ha sustituido la desesperanza.
Siempre he querido escapar. Ahora sé que no hay escapatoria.

No hay comentarios: