miércoles, 4 de marzo de 2015

Así que...

La felicidad era esto.
Soy tan feliz que siento que el mundo podría explotar, en sentido literal, de un momento a otro.
Sería un final perfecto.

No hay comentarios: