jueves, 27 de enero de 2011

Oyendo en la SER...

... Sobre el robo de 261 niños durante la dictadura (y lo que ya no era dictadura, menos mal que la llegada de la democracia fulminó todos los restos que quedaban de la dictadura fascista de Franco...) me he acordado de las palabras de Mayor Oreja sobre la época de placidez que fue el franquismo. Y claro, claro que tenía razón, no había rojos, no había maricones, no había quién te llevara la contraria, no había quien levantara la voz, había niños a la carta, los ricos eran ricos y los pobres pobres... cada cosa estaba en su sitio, la mujer en la cocina, el niño pobre en la fábrica y el rico en la escuela, los rojos y los maricones en la cárcel, en el exilio, el silencio en la calle, en los bares.
Es verdad, qué placidez estar de acuerdo porque no tienes otra opción, qué tranquilidad, qué felicidad...

miércoles, 26 de enero de 2011

Sobre la amistad.

Últimamente la vida me está demostrando que lo mejor cuando un amigo tiene un problema y te llama es ir, lo más pronto posible, oír y callar.
Así sea mil o dos mil veces.

En el gimnasio - Body pump.

¡AAAAAAAAHHHHHH!.
¡ME ENCANTAAAAAAA!.
Al salir me tiemblan las piernas y los brazos, pero ¡ME ENCAAAAANTAAAAA!.

martes, 25 de enero de 2011

En el gimnasio - La caída de un mito.

Hace cosa de dos semanas me crucé con ella y me dejó tan impresionada que no pude dejar de darle el coñazo a mi novio con ella. Tanto que llegó a pedir un documento gráfico que demostraran mis loas y alabanzas.
Es una pedazo tía que te mueres. No es una mujer que deje lugar a discusión, es increíble, morena, de músculos largos, ni una gota de grasa sobrante o mal puesta, curvas perfectas, culo y tetas respingones... Es joven, está buenísima y lo sabe. Como lo sabe cualquiera que tenga ojos en la cara, así es, que es entrar ella en la sauna y vaciarse (y no lo digo por hacer la coña, es en serio). Se echa la crema corporal delante del espejo recreándose, así como un producto para el pelo; se tira su buen rato en pelotas en el vestuario.
Ese inexistente me dotó de muchos defectos, pero afortunadamente no me ha hecho envidiosa, por eso la decepción ha sido doble.
Al lío: hoy, yo llegaba y ella se iba, yo me despelotaba y al otro lado del banquillo ella se vestía y me dio tiempo a fijarme, tiene el chocho mega peludo, se ha recortado las inglés, pero el resto parece que se lo ha dejado intacto (o eso quiero pensar, porque si se lo ha recortado y lo tiene así, joder... que le dé de comer porque menudo mapache...). Me juego los huevos y no los pierdo a que si no se depilara le llegaría la pelambrera del ombligo a la rabadilla, hay que joderse, porque llegaba muy arriba (ahora entiendo esos tangas tan altos que lleva siempre...).
De todas formas, si me dicen "pon aquí 10.000 eurazos que te dejamos como a ella", firmo.

martes, 18 de enero de 2011

En el gimnasio.

Una de las cosas que más me gusta de mi gimnasio (además de que es barato, lo tengo al lado de casa y puedo hacer body-pump) es el público que tiene.
Mi última imagen de un gimnasio era el del DIR, o sea, un gimnasio de puta madre y todo el mundo de punta en blanco, cuando entré en mi gimnasio actual las diferencias eran notables, pero la que más me llamó la atención fue la afluencia de gente mayor.
El primer día, mientras yo estaba a punto de echar el hígado encima de una bicicleta, tenía delante a una vieja en una elíptica dándolo todo. Yo me bajé totalmente derrotada a la media hora, la viejuna estuvo dándole muy duramente cuarenta minutos. De hecho fue lo que me hizo resistir la media hora, tener justo delante a una señora que ya no cumple los sesenta años dejándome a la altura del betún.
Los días siguientes me fui fijando en que no es la única, hay más, son regulares y tienen un fondo de cojones, los sueltas a correr por un prado en una carrerita y te joden vivo.
Pasada la sorpresa inicial me he ido fijando en otros detalles, los grupitos de señoras que van a Aquaerobic, alguna con su bañador de verano de flores, los que van de camino al gimnasio con su mochilita de deportes colgada de la espalda como si fueran al cole, las parejitas que llegan de la mano haciéndose bromas antes de separarse cada uno para su vestuario, las señoriñas que se te acercan en pelota picada tapándose malamente con una toalla y el pelo alborotado de salir de la ducha y te piden que le digas qué número de taquilla pone en su llave, "es que, neniña, sin gafas... ya sabes", los que usan el bañador de verano como pantalón corto, las que aprovechan y ya salen del vestuario con el carrito desplegado para ir a hacer la compra, las risas que se echan mientras se visten y se desvisten...
No son guapísimos, no van conjuntadísimos, no tienen tipazos, pero me encantan, me despiertan una ternura de la hostia, siempre logran que me vaya con una sonrisa para casa.

lunes, 17 de enero de 2011

La segunda del 2011 - 2ª parte.

Creo que no he explicado bien lo que quería decir en mi anterior post.
Lo que quiero criticar es la hipocresía de los que aplauden en la calle a la pobre mujer y en casa no se cortan en criticarla por dejarse pegar, he llegado a oír "si no se va es porque le mola". No digo que sean todos, pero me juego los huevos a que alguno había entre toda esa gente que aplaudía.
En esta sociedad en la que la gente dice que no es ni machista ni de derechas por arte de birlibirloque se acaba culpabilizando a la mujer por todo. ¿Le pegan?. Es que es tonta y se deja, da igual que haya pasado por un proceso de maltrato psicológico primero en el que es anulada. Una mujer con una salud mental y una autoestima en niveles normales no permitiría una hostia, una mujer anulada sí, incluso termina pensando que se merece las hostias.
¿Te violan?. Es que provocas, es que eres una calienta pollas, es que te vistes como una puta.
¿Te follas a muchos?. Eres un guarra.
¿No le limpias la mierda a tu pareja?. Él no es un cerdo, es descuidado, o peor, es normal, es un tío. Tú eres una guarra.
¿La mujer tiene un problema con su pareja?. Hay que aguantar.
¿La mujer pide directamente lo que quiere?. Es una exigente, una mandona, nunca está contenta, no se sabe conformar.
Etc.
Etc.
Etc.
Da igual lo que sea, al final la culpa es de ella.
¿Que los tiempos van cambiando?. Es verdad, pero no hay que rascar mucho para encontrarse la mierda y la hipocresía de muchos.

sábado, 15 de enero de 2011

La segunda del 2011.

Ayer viendo las noticias en la tele dijeron que un hombre había matado a su pareja con una losa de mármol. Cuando sacaban el ataúd con el cadáver de la pobre mujer los vecinos aplaudían. No pude evitar preguntarme si esos mismos vecinos dirían más tarde en casa comentando el crimen que ella era tonta por haberse dejado maltratar.

viernes, 14 de enero de 2011

Móvil.

Alguna gente piensa que porque tengas un teléfono móvil tienes que estar disponible para atenderla las 24 horas del día los 365 días del año.
Uno. A lo mejor esa llamada molesta porque estás ocupado.
Dos. A lo mejor no te apetece hablar con esa persona en ese momento.
Tres. ¿Qué pasa si no me sale del coño?.

jueves, 13 de enero de 2011

Somos unos pringados.

Mientras todos discuten encendidamente lo de ampliar a los 67 años la edad de jubilación nos cuelan de rondón la ampliación de años para el cómputo de la pensión.
Ahora que he apostatado me gustaría darme de baja de española.