jueves, 17 de noviembre de 2011

Soy libre.

El miedo y la inmadurez me hicieron mantener una mentira demasiado tiempo. Hoy me he liberado de ella de una manera sorprendentemente fácil. Saltando en el momento adecuado.
Y un momento después de decirlo, al ver la reacción, ver que no pasaba nada, al darme cuenta de que estaba "todo fuera", que no había nada que ocultar, casi me echo a llorar.
Noches en blanco, una culpabilidad cancerígena, dolores de cabeza, desesperación por no saber solucionarlo... se ha terminado, de un minuto para otro.
Y he tenido que esperar a las 4:13 de la mañana para sentirme tranquila y sola, después de poner varios asuntos en orden y otros en marcha, para recrearme en esta libertad y ahora sí, echarme a llorar.
Llevo un año en paro, no he dejado de estudiar, de intentar reparar lo estropeado, han sido muchas noches sin dormir luchando, ahora espero no tardar mucho en encontrar trabajo. Pero sólo por lo de hoy puedo decir, que si no es el mejor, este año es uno de los mejores de mi vida.
Y lo vuelvo a repetir, soy la persona con más suerte del mundo.
Ahora me voy a llorar de felicidad y alivio un rato.

7 comentarios:

Okok dijo...

Feliz libertad.

Feliz, agridulce pero deseada libertad ;^)

malaputa dijo...

Gracias, OkOk, y tan deseada ;*

Ada Gavner dijo...

A mi me tienes que hacer una versión extendida...

Okok dijo...

Jooo
Pues si Ada tiene una versión extendida, ¡yo también!

noadas dijo...

Yo me quedo con la corta, qué remedio pero como decía aquel "Fernando Galindo, un admirador, un amigo, un esclavo, un siervo" para lo que usted necesite :)

malaputa dijo...

Os vais a quedar todas con las ganas porque no lo quiero ni recordar, sorry ;P
Noadas, muchísimas gracias por el apoyo ;*

Ada Gavner dijo...

Bueno, pues si no se tienen ganas, me uno a noadas con el apoyo.

Un besazo preciosaaaa!!!