domingo, 2 de octubre de 2011

At least, the last!

Una comunión y cuatro bodas más tarde, hoy, domingo, 2 de octubre de 2011, a las cuatro y veinticinco de la madrugada, por fin puedo decir:
COMO ALGUIEN ME VUELVA A INVITAR A UNA BODA LE CORTO LOS HUEVOS O LE COSO EL COÑO.
A su elección queda.
Suya siempre,
Malaputa.