martes, 22 de febrero de 2011

Hostias.

Caen tantas y desde tantas partes que, la verdad, no sé por dónde empezar.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

empezar... por defenderte y acto seguido tirar para adelante

malaputa dijo...

Necesitaría un par de guillotinas, miñoca.