martes, 15 de febrero de 2011

El hundimiento.

Mis padres son personas luchadoras, la verdad es que han trabajado toda su vida como cabrones, nadie les ha regalado nada; a mis hermanos y a mí siempre nos han transmitido la idea que el esfuerzo y el trabajo es el medio para conseguir lo que queremos; siempre han creído que un mundo mejor es posible, organizándote, luchando.
Voy a comer con ellos y estamos viendo las noticias.
Malaputa: Mierda de país, da igual PP, PSOE...
Madre: Es lo que hay, hija.
MP: No, no es lo que hay, dan ganas de largarse.
Padre: ¿A dónde?.
MP: No lo sé, el norte de Europa a lo mejor, no lo sé.
Él se encoge de hombros y suspira.
M: Sí, pero seguirás siendo española.
MP: Si encuentro un país medianamente decente pediría la nacionalidad, que le den por culo a España, este país está perdido, no se puede hacer nada por él.
P: Ya...
"Ya...". Normalmente esto habría encendido un debate, pero mi madre se quedó callada y mi padre dijo "ya..."

4 comentarios:

Anónimo dijo...

de hundirse nada, a flote siempre, animo con tus decisiones!

Okok dijo...

Mis padres aún se encienden con el tema, y mira que mi padre está depresivo últimamente...

Ada Gavner dijo...

Ya...

Valeria Chaos dijo...

mis padres ya se han pasado al 'ya...' y también fueron como los tuyos...y yo también hablo últimamente de largarme...o de que nos larguemos todos, a ver si se hacen caquita los chorizos que tenemos por políticos cuando vean que no hay ni Rita para pagar sus putas pensiones vitalicias y sus cargos y sus comidas oficiales y no oficiales...