jueves, 27 de enero de 2011

Oyendo en la SER...

... Sobre el robo de 261 niños durante la dictadura (y lo que ya no era dictadura, menos mal que la llegada de la democracia fulminó todos los restos que quedaban de la dictadura fascista de Franco...) me he acordado de las palabras de Mayor Oreja sobre la época de placidez que fue el franquismo. Y claro, claro que tenía razón, no había rojos, no había maricones, no había quién te llevara la contraria, no había quien levantara la voz, había niños a la carta, los ricos eran ricos y los pobres pobres... cada cosa estaba en su sitio, la mujer en la cocina, el niño pobre en la fábrica y el rico en la escuela, los rojos y los maricones en la cárcel, en el exilio, el silencio en la calle, en los bares.
Es verdad, qué placidez estar de acuerdo porque no tienes otra opción, qué tranquilidad, qué felicidad...

2 comentarios:

Z dijo...

Ya habia oido la historia. De mayor oreja no hare comentarios. Ni me pienso molestar.

Anónimo dijo...

Me quedo con la menor oreja que debe de ser la mas sensata de las dos.
LULA