jueves, 29 de diciembre de 2011

Así que era esto...

... todavía no sabía cómo es y qué se siente cuando alguien te quiere de verdad, cuando alguien te quiere bien.
Así que a veces, por las noches, cuando me meto en cama, me quedo pensando y me digo: "joooder".

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Quemando etapas.

La verdad es que tengo una suerte acojonante.
Vale, no es suerte, alcanzar un trabajo como el que he alcanzado es fácil (no para las 13 personas descartadas desde el día 12).
No me canso de repetir, estoy en paro (por poco tiempo), pero no parada. No me detengo aquí.
Acabo de ver las portadas de la prensa (hoy sí me he podido sentar a mirar un poco las noticias en mi mesa) y he tenido cierta sensación de déja-vù, con una diferencia, cada día que pasa este país huele más a mierda.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Efectivamente.

Ya que estamos de renovación, de cambios y de nueva vida, vamos a hacer "limpieza", y a lo mejor retoco un poco el look del blog. A partir del 1 2 3 de diciembre tendré algo de tiempo libre así que a lo mejor hago algo. 
Me jodería perder ese rojazo del fondo porque es muy yo, así que... acepto propuestas.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Soy libre.

El miedo y la inmadurez me hicieron mantener una mentira demasiado tiempo. Hoy me he liberado de ella de una manera sorprendentemente fácil. Saltando en el momento adecuado.
Y un momento después de decirlo, al ver la reacción, ver que no pasaba nada, al darme cuenta de que estaba "todo fuera", que no había nada que ocultar, casi me echo a llorar.
Noches en blanco, una culpabilidad cancerígena, dolores de cabeza, desesperación por no saber solucionarlo... se ha terminado, de un minuto para otro.
Y he tenido que esperar a las 4:13 de la mañana para sentirme tranquila y sola, después de poner varios asuntos en orden y otros en marcha, para recrearme en esta libertad y ahora sí, echarme a llorar.
Llevo un año en paro, no he dejado de estudiar, de intentar reparar lo estropeado, han sido muchas noches sin dormir luchando, ahora espero no tardar mucho en encontrar trabajo. Pero sólo por lo de hoy puedo decir, que si no es el mejor, este año es uno de los mejores de mi vida.
Y lo vuelvo a repetir, soy la persona con más suerte del mundo.
Ahora me voy a llorar de felicidad y alivio un rato.

domingo, 16 de octubre de 2011

15 O

Lo de las manifestaciones de ayer estuvo muy bien, ahora la duda que me queda es qué habrá que hacer para que cambien de verdad las cosas, para que la mayoría de los jodidos por esta crisis (la clase trabajadora entera y la clase media) se levanten de verdad y digan BASTA. 
Estoy hasta los cojones de este capitalismo de mierda, que lo es para recoger beneficio pero para socializar pérdidas.
QUE SE VAYAN A LA MIERDAAAAAA.
A veces tengo tantas cosas que decir que no me salen las palabras.

domingo, 2 de octubre de 2011

At least, the last!

Una comunión y cuatro bodas más tarde, hoy, domingo, 2 de octubre de 2011, a las cuatro y veinticinco de la madrugada, por fin puedo decir:
COMO ALGUIEN ME VUELVA A INVITAR A UNA BODA LE CORTO LOS HUEVOS O LE COSO EL COÑO.
A su elección queda.
Suya siempre,
Malaputa.

viernes, 16 de septiembre de 2011

¡¡¡ME HAN CAMBIADO LA PLANTILLA!!!

Actualización:¡HIJOS DE PUTAAA!
Actualización: Así mejor...
Hace diez años El País publicó un reportaje en un dominical de junio o julio sobre Tippi Degré y esta foto se me quedó grabada.
El dominical aquel se quedó en Albacete y siempre me quedó la pena de no recordar el nombre de la niña ni nada de nada y paso de ponerme a buscar en la hemeroteca de El País. Anteayer la volví a ver en no sé qué blog y me la he descargado, me encanta. Veo la foto y siento el viento en la cara.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Roland Barthes

Saber que não se escreve para o outro, saber que as coisas que vou escrever não me farão nunca amado por aquele que amo, saber que a escritura não compensa nada, não sublima nada, que ela está precisamente aí onde você não está -é o começo da escritura.

domingo, 21 de agosto de 2011

Un año.

Creo que en ningún período de este blog he escrito tan poco como este último año. La verdad es que he tenido motivos, he pasado por algunos cambios en todos los niveles de mi vida. Evidentemente unos me han gustado más que otros, pero hoy, que ya llevo unos días de "rodríguez" y tengo un ratito para mí, puedo sentarme y hacer balance.
Puede que este haya sido uno de los años mejor aprovechados de mi vida, veremos si además es fructífero.
A nivel personal sí lo ha sido:
He sido capaz de afrontar un miedo antiguo que me jodía la vida. He sido capaz de sospechar que necesitaba ayuda y ahora parece que está más que encarrilado.
Además he tenido un fogonazo de objetividad en un momento clave y fui capaz de descartar el cretinismo de mi comportamiento como pareja sentimental de alguien, me dieron igual las heridas anteriores, las fulminé de un plumazo y me sorprendí a mí misma disparando lo contrario de la bala hecha de mierda que llevaba media hora moldeando mi propia rabia. Sinceramente, desde entonces vivo en una tranquilidad, una serenidad y una felicidad acojonantes (sí, más). Todavía no ha habido ni un momento de duda, inquietud o sufrimiento causado por él en un año, ni uno.
Tengo más claro que nunca lo que quiero, ver la situación que me rodea le añade una pizca de desesperación por conseguirlo, espero haber sido capaz de huir antes de que todo se vaya finalmente a la mierda.
Me hago mayor, leo las noticias y mantengo la rabia, pero he perdido la inocencia, y con ella la ilusión.
Ahora que lo pienso... no es sólo al leer las noticias, es en todos los ámbitos de mi vida.
Sigo sintiéndome desubicada, casarme no es la ilusión de mi vida, ni aspiro que el día de mi boda sea el día más importante de mi vida, puede que hasta me gustara tener un hijo, pero si no lo tengo no me sentiré especialmente triste.
He visto que hay gente a la que le doy igual, familia y "amigos", me he dado cuenta que me la fuma siempre que no estorben o entorpezcan el camino.
Ya no intento rescatar al que no quiere ser rescatado.
No me permito perder tiempo con los que no son claros conmigo, con los que me tratan con poco respeto, con los que juegan al ratón y al gato.
Finalmente no fui lo que durante gran parte de mi vida pensé que estaba destinada a ser. Tampoco se acabó el mundo por no lograr que lo que yo creía que era el amor de mi vida sintiera lo mismo por mí.
Cuántas obviedades que deberíamos cincelar con un martillo pilón para que no se nos pasen, todas las conocemos pero a algunos nos cuesta aprenderlas.
Soy una amante del control que, paradójicamente, adora pegar saltos mortales y ver qué cojones pasa. Me he dado cuenta que cuando estás en el aire tienes una sensación de estar viva increíble.
Hasta ahora siempre he pensado que era una persona gafe y sin suerte y no es verdad.
Tengo una suerte de la hostia.


viernes, 5 de agosto de 2011

Sin tiempo.

Cada vez más tengo la impresión de que cada vez tengo menos tiempo para escaparme de aquí antes de que todo se vaya a tomar por culo, pero si este domingo no descanso me rompo seguro.

viernes, 25 de febrero de 2011

Basado en hechos reales.

P. tiene 61 años, lleva trabajando en la empresa desde 1974. Es una sociedad anómima, el volumen de negocio es importante pero siempre ha tenido un marcado acento familiar. De hecho, cuando entré a trabajar ahí me sorprendía que, menos el departamento comercial, el resto llevara en la empresa sino el 100%, el 95% de su vida laboral.
La empresa ha sido comprada por la competencia.
Los nuevos jefes han llamado a P. -la primera de bastantes- al despacho.
- No te queremos con nosotros.
- Llevo aquí desde el 74, ¿por qué?.
- Mira, tienes dos opciones, por las buenas te damos 30 días por año, por las malas, 20.
- ...
- Tú decides.
Y así hasta cinco personas, y sólo era el primer día.

jueves, 24 de febrero de 2011

Siempre he sido "europeísta" convencida, hasta ahora.
Siempre he creído en el poder de la política, hasta ahora.
Leo la prensa, veo las noticias de la tele (poco, si voy a comer a casa de mis padres), oigo a los políticos, a los sindicatos, a la gente... Y ha sido como cuando sospechas que te ponen los cuernos pero no te lo quieres acabar de creer. He pasado por ello, pasado el estupor inicial llega la mala hostia. Y vaya si te lo crees...
Las instituciones son unos monstruos que pagamos entre todos y que se supone mantienen el sistema (no hay que preguntarse por qué cojones no se ponen de acuerdo para reaccionar antes lo que está ocurriendo en el mundo islámico, básicamente porque todos estuvieron/estuvimos de acuerdo en mirar hacia otro lado porque nos venía bien). Los políticos que se supone elegimos, pero que definitivamente mantenemos, son una panda de anormales que viven en un mundo paralelo ideal al servicio del mercado. Los grandes sindicatos viven para el sindicato, no para el trabajador. La gente está estupidizada viendo la mierda de la tele que hay, la propaganda que publican los periódicos, que comentan en la radio (sólo hay que ver el viraje de la Cadena Ser).
Mientras no nos quiten nuestro pisito, nuestro cochecito, nuestro viajecito... ¿Recordáis lo bonito y barato que era ir a Túnez?. ¿Y a Egipto?. ¿Y lo bonito y democrático que es Marruecos?. Y Libia no era un destino popular, pero Gadafi regala(ba) unos caballos cojonudos y era muy simpático con esa ropa, ese look y ese harén de vírgenes con el que viajaba, por no hablar del petróleo de puta madre que tiene. Qué exóticos estos moritos, tú. Y qué emoción nos entra cuando vemos un hombre llorando en Túnez dando las gracias, lo pegamos en nuestro muro de Facebook y nos sentimos solidarios y reflexionamos el tiempo que nos lleva darle a "Enter". Eso sí, que no insistan demasiado en las noticias, es desagradable que nos jodan la hora de comer o de cenar sistemáticamente. Llegas tarde a casa (cada vez más) y lo que menos te apetece es que te hagan pensar, que te hagan sentir incómodo o mal. Tienes derecho.
Además, aquí todos los políticos son unos chorizos, son todos iguales. El sindicato, ese al que nunca te has afiliado pero al que sólo has acudido cuando tenías un problema y luego te has olvidado, te tiene que sacar las castañas del fuego... ¡Ah, coño, es que vive de subvenciones!. No eres tú quién le paga. ¿Te sigues preguntando por qué no valen para nada?. De todas formas aquí NO somos como esos moritos musulmanes tan salvajes, esperas que la Unión Europea no permita que se nos llene esto para robarnos el poco trabajo que tenemos, los pocos beneficios sociales que nos quedan. Porque todo hay que decirlo, aquí no es como allí, aquí se vive bien y estamos civilizados.
Da igual que cada vez seamos más gordos, más idiotas, más incultos, que tengamos menos derechos, que seamos la primera generación que va a vivir peor que sus padres, vivimos en esa burbuja cada vez más fina, en esa ilusión de libertad.
Ahora la pregunta es, ¿cuánto crees que tú que esta vida digna va a durar?.
¿Hasta dónde vas a dejar que te acojonen?.
¿De verdad piensas que no tienes ninguna responsabilidad?.

miércoles, 23 de febrero de 2011

23F - II

Me pregunto cuántos menores de 25 o 30 años saben algo del golpe de estado, si es que saben que lo hubo, claro. Sinceramente, no sé si quiero saber la respuesta.

30 años del 23F

Me pregunto cuántos menores de 25 o 30 años saben algo del golpe de estado. Sinceramente, no sé si quiero saber la respuesta.

martes, 22 de febrero de 2011

sábado, 19 de febrero de 2011

No lo veo tan lejano.

Me refiero a Berlusconi.

Espero equivocarme.

Escuchando la noticia de la nueva quiebra de las empresas de Ruiz Mateos, me he preguntado cuánto tiempo tardarán los que han tirado la pasta comprándole pagarés en pedirle al gobierno que le devuelva lo que han perdido.

viernes, 18 de febrero de 2011

Ya sé por qué cojones no le quería coger el teléfono a la pesada aquella que me estaba dando por saco hace unas semanas. Normalmente no respondo porque paso del móvil, pero a esta tía no le respondía porque no me sale del chumi y ya sé por qué no me apetece verla o hablar con ella: porque lo convierte todo en una puta competición.
Si le cuento que mi ahijado es un puto encanto y una monada, su sobrina más. Si me pregunta por mi ruptura y le digo que fue una pesadilla la suya una pesadilla al cuadrado (ahí es cierto, su ex se merecía que le cortaran los huevos con el cuchillo de la mantequilla), si le digo que cuando estoy nerviosa se me cae el pelo, a ella mechones, y hasta el pelo de la sobaquera y del chichi, si me pregunta por mi pareja y le digo que es encantador y muy atento ella tiene un admirador que lo supera y casi la acosa, a pesar de estar casado.
Y me parece estupendo, y me alegro por ella, pero me cansa de cojones. Parece Pili, la prima "tocagüevos" de Celia y Cuchifritín, siempre gritando "¡Y YO MÁS!".

martes, 15 de febrero de 2011

El hundimiento.

Mis padres son personas luchadoras, la verdad es que han trabajado toda su vida como cabrones, nadie les ha regalado nada; a mis hermanos y a mí siempre nos han transmitido la idea que el esfuerzo y el trabajo es el medio para conseguir lo que queremos; siempre han creído que un mundo mejor es posible, organizándote, luchando.
Voy a comer con ellos y estamos viendo las noticias.
Malaputa: Mierda de país, da igual PP, PSOE...
Madre: Es lo que hay, hija.
MP: No, no es lo que hay, dan ganas de largarse.
Padre: ¿A dónde?.
MP: No lo sé, el norte de Europa a lo mejor, no lo sé.
Él se encoge de hombros y suspira.
M: Sí, pero seguirás siendo española.
MP: Si encuentro un país medianamente decente pediría la nacionalidad, que le den por culo a España, este país está perdido, no se puede hacer nada por él.
P: Ya...
"Ya...". Normalmente esto habría encendido un debate, pero mi madre se quedó callada y mi padre dijo "ya..."

miércoles, 9 de febrero de 2011

Duda dudosa.

Ahora que se va a aprobar la llamada Ley Sinde, ¿me cerrarán esta mierda de blog por decir que esta señora pasará a la historia como una censora de mierda?.

Cogiendo aire para saltar...

Malaputa: Ya, pero la sensación me puede, es más que un pensamiento, me supera...
Ella: La mente nos engaña constantemente. Nos miente, Malaputa, nos miente. Uno es lo que es y luego tiene pensamientos y sensaciones. Realmente eres tú quién decide.
MP: ¿Y cómo los aparto?.
E: ¿Tú sabes lo que quieres?.
MP: Claro.
E: Entonces, cuando aparezcan, te los metes en el bolsillo.
MP: Ok, los apartaré a manotazos.


miércoles, 2 de febrero de 2011

En la tele.

Siempre me ha llamado la atención la gente que aplaude a políticos corruptos (por ejemplo, Camps en Valencia, Berlusconi en Italia, y demasiados "etcéteras" en demasiados lugares), siempre me he preguntado cómo el pueblo puede aplaudir al que le putea y le roba. ¿Será que ellos mismos harían lo mismo si estuvieran en el mismo puesto que el político corrupto?.
Lo que está claro es que el problema no es sólo de la clase política.
Y si es así, nos vamos a la mierda, tardaremos más o menos, pero nos vamos a la mierda.
Os recomiendo ir comprando oro para cuando esto explote.

martes, 1 de febrero de 2011

El año pasado, el 2010 para los desorientados, comenzó viendo "Happy together" de Wong Kar Wai, sola en el sofá. Disfrutaba de una ruptura laaarga y tortuosa, como la misma relación.

La foto está tomada en noviembre, echaron la peli en La 2. Estaba feliz, pero la película vale la pena.
Este año, el 2011, comenzó así:

Mi actual pareja me arrastró de la comida familiar en casa de su abuela y me llevó de picnic a la playa, té calentito en un termo, galletitas, bombones y mimos.
A veces me preguntan si me acuerdo de mi ex, ¿estando en la gloria uno se acuerda de cuando estaba en la mierda?. Así que al final respondo riendo y diciendo: "¡ni de coñas!".



jueves, 27 de enero de 2011

Oyendo en la SER...

... Sobre el robo de 261 niños durante la dictadura (y lo que ya no era dictadura, menos mal que la llegada de la democracia fulminó todos los restos que quedaban de la dictadura fascista de Franco...) me he acordado de las palabras de Mayor Oreja sobre la época de placidez que fue el franquismo. Y claro, claro que tenía razón, no había rojos, no había maricones, no había quién te llevara la contraria, no había quien levantara la voz, había niños a la carta, los ricos eran ricos y los pobres pobres... cada cosa estaba en su sitio, la mujer en la cocina, el niño pobre en la fábrica y el rico en la escuela, los rojos y los maricones en la cárcel, en el exilio, el silencio en la calle, en los bares.
Es verdad, qué placidez estar de acuerdo porque no tienes otra opción, qué tranquilidad, qué felicidad...

miércoles, 26 de enero de 2011

Sobre la amistad.

Últimamente la vida me está demostrando que lo mejor cuando un amigo tiene un problema y te llama es ir, lo más pronto posible, oír y callar.
Así sea mil o dos mil veces.

En el gimnasio - Body pump.

¡AAAAAAAAHHHHHH!.
¡ME ENCANTAAAAAAA!.
Al salir me tiemblan las piernas y los brazos, pero ¡ME ENCAAAAANTAAAAA!.

martes, 25 de enero de 2011

En el gimnasio - La caída de un mito.

Hace cosa de dos semanas me crucé con ella y me dejó tan impresionada que no pude dejar de darle el coñazo a mi novio con ella. Tanto que llegó a pedir un documento gráfico que demostraran mis loas y alabanzas.
Es una pedazo tía que te mueres. No es una mujer que deje lugar a discusión, es increíble, morena, de músculos largos, ni una gota de grasa sobrante o mal puesta, curvas perfectas, culo y tetas respingones... Es joven, está buenísima y lo sabe. Como lo sabe cualquiera que tenga ojos en la cara, así es, que es entrar ella en la sauna y vaciarse (y no lo digo por hacer la coña, es en serio). Se echa la crema corporal delante del espejo recreándose, así como un producto para el pelo; se tira su buen rato en pelotas en el vestuario.
Ese inexistente me dotó de muchos defectos, pero afortunadamente no me ha hecho envidiosa, por eso la decepción ha sido doble.
Al lío: hoy, yo llegaba y ella se iba, yo me despelotaba y al otro lado del banquillo ella se vestía y me dio tiempo a fijarme, tiene el chocho mega peludo, se ha recortado las inglés, pero el resto parece que se lo ha dejado intacto (o eso quiero pensar, porque si se lo ha recortado y lo tiene así, joder... que le dé de comer porque menudo mapache...). Me juego los huevos y no los pierdo a que si no se depilara le llegaría la pelambrera del ombligo a la rabadilla, hay que joderse, porque llegaba muy arriba (ahora entiendo esos tangas tan altos que lleva siempre...).
De todas formas, si me dicen "pon aquí 10.000 eurazos que te dejamos como a ella", firmo.

martes, 18 de enero de 2011

En el gimnasio.

Una de las cosas que más me gusta de mi gimnasio (además de que es barato, lo tengo al lado de casa y puedo hacer body-pump) es el público que tiene.
Mi última imagen de un gimnasio era el del DIR, o sea, un gimnasio de puta madre y todo el mundo de punta en blanco, cuando entré en mi gimnasio actual las diferencias eran notables, pero la que más me llamó la atención fue la afluencia de gente mayor.
El primer día, mientras yo estaba a punto de echar el hígado encima de una bicicleta, tenía delante a una vieja en una elíptica dándolo todo. Yo me bajé totalmente derrotada a la media hora, la viejuna estuvo dándole muy duramente cuarenta minutos. De hecho fue lo que me hizo resistir la media hora, tener justo delante a una señora que ya no cumple los sesenta años dejándome a la altura del betún.
Los días siguientes me fui fijando en que no es la única, hay más, son regulares y tienen un fondo de cojones, los sueltas a correr por un prado en una carrerita y te joden vivo.
Pasada la sorpresa inicial me he ido fijando en otros detalles, los grupitos de señoras que van a Aquaerobic, alguna con su bañador de verano de flores, los que van de camino al gimnasio con su mochilita de deportes colgada de la espalda como si fueran al cole, las parejitas que llegan de la mano haciéndose bromas antes de separarse cada uno para su vestuario, las señoriñas que se te acercan en pelota picada tapándose malamente con una toalla y el pelo alborotado de salir de la ducha y te piden que le digas qué número de taquilla pone en su llave, "es que, neniña, sin gafas... ya sabes", los que usan el bañador de verano como pantalón corto, las que aprovechan y ya salen del vestuario con el carrito desplegado para ir a hacer la compra, las risas que se echan mientras se visten y se desvisten...
No son guapísimos, no van conjuntadísimos, no tienen tipazos, pero me encantan, me despiertan una ternura de la hostia, siempre logran que me vaya con una sonrisa para casa.

lunes, 17 de enero de 2011

La segunda del 2011 - 2ª parte.

Creo que no he explicado bien lo que quería decir en mi anterior post.
Lo que quiero criticar es la hipocresía de los que aplauden en la calle a la pobre mujer y en casa no se cortan en criticarla por dejarse pegar, he llegado a oír "si no se va es porque le mola". No digo que sean todos, pero me juego los huevos a que alguno había entre toda esa gente que aplaudía.
En esta sociedad en la que la gente dice que no es ni machista ni de derechas por arte de birlibirloque se acaba culpabilizando a la mujer por todo. ¿Le pegan?. Es que es tonta y se deja, da igual que haya pasado por un proceso de maltrato psicológico primero en el que es anulada. Una mujer con una salud mental y una autoestima en niveles normales no permitiría una hostia, una mujer anulada sí, incluso termina pensando que se merece las hostias.
¿Te violan?. Es que provocas, es que eres una calienta pollas, es que te vistes como una puta.
¿Te follas a muchos?. Eres un guarra.
¿No le limpias la mierda a tu pareja?. Él no es un cerdo, es descuidado, o peor, es normal, es un tío. Tú eres una guarra.
¿La mujer tiene un problema con su pareja?. Hay que aguantar.
¿La mujer pide directamente lo que quiere?. Es una exigente, una mandona, nunca está contenta, no se sabe conformar.
Etc.
Etc.
Etc.
Da igual lo que sea, al final la culpa es de ella.
¿Que los tiempos van cambiando?. Es verdad, pero no hay que rascar mucho para encontrarse la mierda y la hipocresía de muchos.

sábado, 15 de enero de 2011

La segunda del 2011.

Ayer viendo las noticias en la tele dijeron que un hombre había matado a su pareja con una losa de mármol. Cuando sacaban el ataúd con el cadáver de la pobre mujer los vecinos aplaudían. No pude evitar preguntarme si esos mismos vecinos dirían más tarde en casa comentando el crimen que ella era tonta por haberse dejado maltratar.

viernes, 14 de enero de 2011

Móvil.

Alguna gente piensa que porque tengas un teléfono móvil tienes que estar disponible para atenderla las 24 horas del día los 365 días del año.
Uno. A lo mejor esa llamada molesta porque estás ocupado.
Dos. A lo mejor no te apetece hablar con esa persona en ese momento.
Tres. ¿Qué pasa si no me sale del coño?.

jueves, 13 de enero de 2011

Somos unos pringados.

Mientras todos discuten encendidamente lo de ampliar a los 67 años la edad de jubilación nos cuelan de rondón la ampliación de años para el cómputo de la pensión.
Ahora que he apostatado me gustaría darme de baja de española.