jueves, 25 de noviembre de 2010

El martes por la tarde.

-¿Sabes cuál es tu problema, Malaputa?.
-¿Cuál?.
-Que te han vendido la moto de la igualdad y te lo has creído...

lunes, 22 de noviembre de 2010

Últimamente no dejo de preguntarme cómo será la próxima guerra. Antes barajaba la opción de guerra entre grupos de naciones, entre religiones... yo qué sé, algo de ese rollo; pero hoy, viendo las imágenes de la policía llenando de porrazos a los irlandeses furiosos contra su gobierno pensé "joder, estamos en manos del mercado".
Ahora lo tengo claro, la próxima guerra la pondremos en marcha los hambrientos.
Y de repente me ha entrado un cansancio...

domingo, 21 de noviembre de 2010

Réquien por un campesito español - Ramón J. Sender

-Eso es verdad. Pues bien, yendo al sunto, parece que el señor duque está dispuesto a negociar con usted -dijo don Valeriano.
-¿Sobre el monte? -don Valeriano afirmó con el gesto-. No hay que negociar, sino bajar la cabeza.
Don Valeriano no decía nada, y Paco se atrevió a añadir:
-Parece que el duque templa muy a lo antiguo.
Seguía don Valeriano en silencio, mirando al techo.
-Otra jota cantamos por aquí -añadió Paco.
Por fin habló don Valeriano:
-Hablas de bajar la cabeza. ¿Quién va a bajar la cabeza?. Sólo la bajan los cabestros.
-Y los hombres honrados cuando hay una ley.
-Ya lo veo, pero el abogado del señor duque piensa de otra manera. Y hay leyes y leyes.
Paco se sirvió vino diciendo entre dientes: con permiso. Esta pequeña libertad ofendió a don Valeriano, quien sonrió, y dijo: sírvase, cuando Paco había llenado ya su vaso.
Volvió Paco a preguntar:
-¿De qué manera va a negociar el duque? No hay más que dejar los montes, y no volver a pensar en el asunto.
Don Valeriano miraba el vaso de Paco, y se atusaba despacio los bigotes, que estaban tan lamidos y redondeados, que parecían postizos. Paco murmuró:
-Habría que ver qué papeles tiene el duque sobre esos montes. ¡Si es que tiene alguno!
Don Valeriano estaba irritado:
-También en eso te equivocas. Son muchos siglos de usanza, y eso tiene fuerza. No se deshace en un día lo que se ha hecho en cuatrocientos años. Los montes no son botellicas de vino -añadió viendo que Paco volvía a servirse-, sino fuero. Fuero de reyes.
-Lo que hicieron los hombres, los hombres lo deshacen, creo yo.
-Sí, pero de hombre a hombre va algo.
Paco negaba con la cabeza.
-Sobre este asunto -dijo bebiendo el segundo vaso y chascando la lengua- dígale al duque que si tiene tantos derechos, puede venir a defenderlos él mismo, pero que traiga un rifle nuevo, porque los de los guardas los tenemos nosotros.
-Paco, parece mentira. ¿Quién iba a pensar que un hombre con un jaral y un par de mulas tuviera aliento para hablar así?. Después de esto no me queda nada que ver en el mundo.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Me voy.

No se echa de menos.
No se queda parado uno en medio de la niebla esperando que se lo lleve por delante el tren.
El mundo es de los soñadores.
Pero sólo la acción es el arma de los que no quieren que el miedo y la cobardía los atenace.
Hace seis meses mi vida estaba perfectamente encarrilada, o por lo menos eso creía.
Quedó más dolor y las heridas son más profundas de lo que creía, pero tengo clara una cosa, me quiero ir.
Cuando todo se va a la mierda te das cuenta de lo divertido que es vivir.

viernes, 12 de noviembre de 2010

No puedo dormir.

Desde que leí a última hora de la tarde que un hombre se había ahorcado en plena calle porque en unas horas lo echaban de su casa junto a su esposa y su hija por no poder pagar el alquiler no dejo de darle vueltas al asunto.
No puedo dejar de pensar en eso.
No se me va de la cabeza.
Sólo en mi ciudad hay casi 20.000 viviendas ¡VACÍAS!, ¿cuántas habrá en Hospitalet de Llobregat?.
¿Qué cojones nos pasa cuando preferimos que una familia duerma debajo de un puente a tener un piso vacío sin usar?.
¿En qué nos hemos convertido?.
¿Qué nos hace falta para reaccionar?.