jueves, 10 de junio de 2010

La alegría de vivir.

En tiempos de crisis, no hay como ir enlazando contrato temporal tras contrato temporal (aunque te hayan prometido dos de seis meses y luego uno indefinido).
Esta mañana me ha llamado la responsable de recursos humanos. Hasta hoy no recordaba que pasado mañana se me termina el contrato, la verdad, me ha entrado el acojone. Lo que pensado, lo he mirado desde varias caras y cuando me he dado cuenta de lo acojonada que estaba me ha entrado la risa.
Total... ¿qué puede pasar?.

5 comentarios:

Ada Gavner dijo...

Coraggio e forza!

Anónimo dijo...

animo!!!!!! a ver si hay suerte y tienes una alegria!, un saludo para Ada

Ada Gavner dijo...

Anónimo, quién eres????

malaputa dijo...

Ada, el anónimo que te saluda es Rocke.

Ada Gavner dijo...

¡¡¡¡Rockeeeeeee!!!!

Saludos :*