martes, 14 de julio de 2009

No sé si soy paranoica, pero...

... debida a la explosión demográfica que está teniendo lugar a mi alrededor, me encuentro con padres fans devotos de las más diversas nuevas teorías pediátricas, y no deja de llamarme la atención que las más "revolucionarias" y avanzadas, tipo "si tu hijo no quiere comer, que no coma, ya comerá", "si tu hijo no duerme, ya dormirá, ya encontrará su ritmo", "no hay como dormir con tu hijo para que sea un niño con una autoestima correcta... ya dormirás con tu marido, hay miles de momentos en el día para echar un polvete", "sentir dolor es un rito que te ayuda a la transición del parto", etc. son desarrolladas POR TÍOS.
Y, misteriosamente, son las que más "esclavizan" a la mujer a su rol de madre, porque a mí me parece estupendísimo que el nene no quiera dormir, si es hijo de otra y a esta otra no le importa pasar la noche en vela, cada una sabrá qué tiene que hacer al día siguiente, si ha de ir a trabajar o si puede quedarse en casa durmiendo lo que no ha dormido. O si tiene todo el día para preparar comidas y corretear detrás del churumbel hasta que se le antoje comer.
Además me llama la atención la desaparición total del padre. Es una figura que parece que no pinta nada ahí.
No soy madre, imagino que te cambia la vida de la hostia tener un hijo, pero si algún día me decido a hacer tal cosa, quiero seguir siendo algo más que madre. Y las teorías éstas no sé por qué, pero desprender un tufo a chungo que no me acaba de convencer.

viernes, 10 de julio de 2009

Cotidianidades...

Después de comer...
- ¿Por qué no coges ese cojín y descansas un poquito?.
- No, mejor que no me "retumbe"...
- ...
- Bueno, me recueste...
Más "..."
- Mejor si me "retumbo" en privado... ¿no?.
- Jajaja.