viernes, 29 de mayo de 2009

Poderosas razones...

Por fin hace bien tiempo en la ciudad, luce el sol el 90% dl tiempo, no hay viento por la zona en la que yo trabajo... Parece un verano. Me he puesto una faldita, mis taconcitos, mi blusita blanca de manga corta, ajustada, muy ajustada, tanto que parece que va a reventar en ciertas zonas donde el perímetro aumenta.
Ha venido a verme un cliente mega borde, es la tercera vez que nos vemos, la primera vez se largó sin despedirse, la segunda no, pero poco le faltó. Hoy fue tan amable que levantó expectación y sorpresa, estabamos hablando en mi despacho con la puerta abierta. 
Cuando se largó volví a sentarme en mi mesa alucinada, me puse a ordenar los papeles que habíamos dejado y descubrí que llevaba la camisa abierta, se me habían soltado dos botones estratégicamente colocados.
De pronto recordé al jefe de mi anterior empresa, que soltaba perlas tipo:
- "¡Me cago en dios, si yo fuera mujer VENDRÍA A TRABAJAR EN SHORTS!".
Como cierre la operación lo pensaré.

7 comentarios:

Ada Gavner dijo...

Jajajajajajajaaja. Nada como tener una buena "fuerza de ventas"... Jajajajaja.

(Para saber si vas bien vestida con ese propósito lo que nunca falla es que los coches te dejen pasar en rojo, en hora punta y que en vez de pitar te hagan con la mano "pasa, pasa"...)

J. dijo...

jajaja, benditos botones!!

Anónimo dijo...

falda? camiseta ajustada? sin dos botones?

O.o

eso habría que verlo, no vale farolear

zetapp dijo...

Ole TÚ !!!!!

zetapp dijo...

y no comentes estas cosas que voy a tener que dejar de ser el malo del blog :) Un beso.

---VORAGINE--- dijo...

pero... existe documentación gráfica? :P

Mr.Celofan dijo...

Armas de mujer.