jueves, 21 de mayo de 2009

La cotidianedad...

Llego a casa después de un duro día de trabajo y me encuentro a Dreamer sentado en el sofá que se pone derecho como si le hubiera dicho "¡firmes!".
- Holaaaa.
- Hola, cari- me responde mientras me pregunto qué ocurre.
- ¿Qué tal?.
- Bien, ¿qué te apetece cenar?.
- No sé, hay espinacas, ¿no?.
Seguimos hablando mientras me quito el disfraz que me pongo todos los días a primera hora de la mañana para ir a trabajar. El armario empotrado, a los pies de mi cama, tiene cuatro puertas, normalmente dejo abierta la segunda, pero la que está abierta es la primera... Mientras me descalzo miro qué ha cambiado y finalmente, en la parte más alta, encuentro una caja... La caja de la Play III a la que tantas vueltas le ha dado estos días.
- Así que al final la has comprado...
- Sí...
Sonreímos.
Seguimos con la rutina, prepara la cena, cenamos, nos peleamos por el mando, por lo que ponen en la tele.
- Puedes cambiar de canal.
- Ah, ¿sí?.
- He dicho de canal, me refiero a la televisión.
- Ah.-Cuando quiso decir "mierda".
Rutina, rutina, rutina.
Me desmaquillo, me cepillo los dientes, pone en marcha uno de los juegos que ha comprado, le doy un beso de buenas noches, nos miramos, le vuelvo a besar mientras separa la cabeza para ver lo que ocurre en la pantalla, sonrío y le aconsejo: "no te acuestes muy tarde"...
- Si me voy a la cama contigo, sólo quería ver el comienzo del juego.
Sonrío y le digo: "vale..."
Se desnuda, se cepilla lo dientes y se mete en cama.
Más que abrazarme, me envuelve, se acomoda.
Pasan cinco minutos.
Se vuelve a acomodar.
Me abraza de otra manera, ya no tan envolvente.
Se acomoda de nuevo.
Acaba por girarse.
Me acomodo yo.
Resopla y dice:
-Si es que no puedo...
-...
-No sé qué me pasa, ¡pero es que no puedo dormir!
Se levanta.
La siguiente señal fue a las dos y media de la mañana.
La otra a las siete y media, cuando sonó el despertador:
- ¡Dioooos, apaga eso!. Ponle 15 minutos más, por favor.
- Te has acostado a las dos y media, ¿no?.
- A las tres.
- Jugando a la Play, imagino.
- Nooooo, viendo la tele.
...

5 comentarios:

Ada Gavner dijo...

Jajajajajajajaja, el vicio es el vicio. Yo recuerdo una época en la que me iba muy tarde a la cama... :P

malaputa dijo...

;*

Anónimo dijo...

calla calla que tu tb la vas a aprovechar...... si tuvieras un libro que hace meses que quieres leer, el primer dia seguro que te lees 200 paginas del tirón!

noadas dijo...

Ah que te maquillas todos los días ¿qué matada? Ahora también me dirás que hasta te depilas las patas habitualmente.

malaputa dijo...

noadas, "matada" e HIPOTECADA. Dura es la vida del currito...