sábado, 9 de mayo de 2009

The Divine Comedy - Tonight we fly

Y hasta ahora sólo había sido corazón, estómago, vísceras. Idas, venidas, calentones, mala hostia, risas, más risas, lágrimas, intentar comprender.
Y sabes que la vida no es justa pero intentas comprender.
Hasta este día.
Que te levantas, lo miras y entiendes que por mucho que lo intentes, sinceramente lo intentes, no podrás cambiar, eres como eres. Aunque te quedes muda.
Que no le podrás cambiar.
Y crees que te has convencido, que te has adaptado, crees que sabes que nunca nada podrá cambiar. Que es irremediable.
De vuelta, en el coche, por trabajo, un día te encuentras llorando por una puta canción que hacía siglos que no escuchabas y ni siquiera es la mejor, pero es la única que recuerdas, a pesar de los años eres capaz de cantarla a gritos.
Y te preguntas qué quieres, ahora que tienes encarrilada tu vida. Tu casa, tu cama, tu salón, mi rinconcito.
Mi silencio.
Ese silencio impagable.
La tranquilidad.
Esa tranquilidad impagable.
No necesitas nada a nadie.
Pero los recuerdos, los pensamientos, los sentimientos van por otro lado.
Y cuando piensas que eras maduro, racional, que ya no mandaban tus tripas, te encuentras pensando...
Y mientras escribes, llega alguien y te pregunta:
- "¿Qué haces?."
- "Nada."

1 comentario:

Anónimo dijo...

tremenda la canción, me suena el nombre del grupo pero nunca habia escuchado nada de ellos. Sonrie anda que es HappyMonday y pricipios de mes :D