viernes, 12 de septiembre de 2008

Por cierto...

No escribí porque estaba...

ahí.
Ainsh...

Para no olvidar.

Me entero que una amiga ha vuelto a necesitar tratamiento, tiene depresión. Es guapa, trabajadora, lista, simpática... pero nadie la quiere. Y eso la destroza, no cree mucho en los psicólogos, pero a veces, si das con el indicado, te pueden enseñar a quererte a ti mismo.
Y aunque todos estemos deseando amar y ser amados.
Lo más importante.
Y lo olvidamos.
Es querernos a nosotros mismos.

martes, 2 de septiembre de 2008

lunes, 1 de septiembre de 2008

Tener razón.

Últimamente mis amigos me dicen que tengo un problema, a saber: me gusta tener razón.
Lo siento, cariños, pero me parece el argumento más de a peseta que hay sobre la faz de la tierra.
¿A quién cojones no le gusta tener razón?.
¿A que no vais por la vida diciendo "no, disculpa, tienes tú la razón, ¿para qué discutir?, me encanta no tener razón"?. (¿¡!?)
Me encanta discutir.
Y más tener razón.
Esto último como a todo el mundo.