sábado, 29 de marzo de 2008

Raphael - Yo soy aquel

La ternura.

El otro día compartí ascensor con la hija de una asesina (y va en serio). Era la segunda vez que nos cruzábamos, entramos y como la noté un poco azorada no tuve mejor idea que decir:
- Vaya mierda de tiempo, ¿verdad?.
Respondió en un susurro bajando la cabeza:
- Sí.
Me dio tanta ternura que le hubiera dado un abrazo.

viernes, 14 de marzo de 2008

Estados Unidos, ese país.

Iba a comentar, toda decidida además, que me había jodido un poco bastante el tono que le habían dado en las noticias de La Sexta a la noticia del gobernador que se erigió en luchador incansable contra la prostitución mientras se gastaba una pasta gansa precisamente con chica "prepago", como las califica mi queridísimo amigo Rocke. Bueno, iba a comentar que la cosa es que una de ellas se ha hecho famosa, y según las noticias del mediodía de La Sexta esta señorita es la culpable de la desgracia de este tío. Iba a comentar que lo sentía mucho, pero que el único culpable de ser un putero de mierda es él, cuando me he topado con la noticia de que una tía se ha pasado dos años encajada en la taza del váter de la casa de su novio... ¡¿EIN?!. Pero, pero, pero, pero, PERO, ¿QUÉ TIPO DE ENFERMOS SON PARA PASARSE ASÍ DOS PUTOS AÑOS?

lunes, 10 de marzo de 2008

Ayyyy, Malaputa, Malaputa...

De puntillas, caminando,
procurando no hacer ruido al teclear,
viendo el puntero temblar,
más lento de lo normal,
me hace volver a pensar:
"mierda de pecé,
¿por qué no me habré comprado un mac?".
El fondo musical era Iván Ferreiro, pero... bien podría ser un rap con esa mierda de rima, ¿verdad?.
"Yo acariciaba tu nombre y tú disparabas piedras a mi corazón", canta Ferreiro. Y vuelve a acertar de pleno escribiendo esas canciones que parece que las compone pensando en mí.
No aprendo a no esperar nada, siempre espero demasiado.
Y luego no sé si lo siento.

jueves, 6 de marzo de 2008

Resumiendo que es gerundio.

El cabrón que me estaba jodiendo la vida en el trabajo se ha ido, así como el que había sido mi jefe directo, nuevo jefe, nuevos compañeros, unos conocidos y otros no, parece que el futuro es, si no de color rosa, tira a verde esperanza, no hay queja, vamos.
En el ámbito personal, tengo tan poco tiempo para el ámbito personal que menos mal que nos va bien, o sería, sencillamente una mierda a la que habría que prender fuego urgentemente.
Además, me he dado cuenta de que hablo por lo codos (y yo que pensaba que era una persona callada... qué poco me conozco), o a lo mejor es la imposibilidad de hablar.
Cuanto más me lo prohíben más ganas me entran.