viernes, 28 de noviembre de 2008

Tiempos de crisis.

Madre: Hola, hija, ¿qué tal?.
Malaputa: Bien, gracias, ¿tú?.
Nos ponemos a hablar, vamos. Al cabo de unos minutos aparece el padre de Malaputa.
Padre: ¡A mí no me vengas a saludar! Total... sólo soy tu padre.
Malaputa: Hola, papá.
Padre: Todo para tu madre, a mí nada...
Malaputa: Claro, papá, es ella la que me compra la comida.
Padre: !!! JAJAJAJ!!! ¡Qué "japuta"!.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

no te puedes quejar este mes ein!?

malaputa dijo...

No, la verdad. Me encanta la empresa, ya lo sabes, mona :P