viernes, 12 de septiembre de 2008

Para no olvidar.

Me entero que una amiga ha vuelto a necesitar tratamiento, tiene depresión. Es guapa, trabajadora, lista, simpática... pero nadie la quiere. Y eso la destroza, no cree mucho en los psicólogos, pero a veces, si das con el indicado, te pueden enseñar a quererte a ti mismo.
Y aunque todos estemos deseando amar y ser amados.
Lo más importante.
Y lo olvidamos.
Es querernos a nosotros mismos.

4 comentarios:

Ada Gavner dijo...

Creo que irradiamos cómo nos sentimos. Y cada vez estoy más convencida de que si no te quieres, nadie puede hacerlo (no de una manera "adecuada")

Anónimo dijo...

me parece que mucha gente podemos entrar en esa situacion! animo para tu amiga! un saludo

Anónimo dijo...

Tu lo has dicho.

Fuerte abrazo Malaputa! :)

BUBU

Anónimo dijo...

Si es tan puta como tú se entiende