miércoles, 27 de agosto de 2008

Galiza.

Después de haber pasado una temporada en tierras catalanas, leo esta mañana en el periódico que Asturias apuesta por el "guapismo", me alegro por los asturianos, saben cómo mirar por su tierra; al mediodía, en casa de mis padres, veo un anuncio de una colección (es el tiempo) de trenes de renfe, dice la voz en off que hay alguna máquina inédita, imagino que para los gallegos serán inéditos algunos más que para los demás y acto seguido me pregunto en qué cojones están pensando siempre los gallegos.
Parece que el gallego está tan concentrado en joder al de al lado (cuando debería ser su compañero) chupándole la polla al jefe, que pierde el norte y el objetivo y al final siempre elige la peor opción para sí mismo.
Y es una pena porque hay gente muy válida, lo curioso es que cada más de esta gente está fuera.
Eso sí, pregúntale a cualquier gallego, esto es lo mejor del mundo.
Si estar en el fondo de un cazo de mierda es lo mejor del mundo... pues sí lo estamos, sí señor.

1 comentario:

airam dijo...

Hola!

Acabo de llegar por casualidad a tu blog, y me ha sorprendido este post con el que me he encontrado.

Como soy nacida en esa tierra y me ha llamado la atención, pues quería preguntarte por qué tienes esa opinión general acerca de nosotros...

Igual me he colado, y en algún otro post lo explicas. Si es así, lo siento, buscaré más información. Si no, sólo por curiosidad, me gustaría saberlo.

Gracias!

Saluds