jueves, 24 de julio de 2008

Apuntando diferencias.

En la anterior empresa lo primero que me dijeron el primer día, fue:
"Norma número 1, tienes que aprender a cagarte en dios, no cerrarás ningún trato si no te cagas por lo menos tres veces en dios delante del cliente".
En esta si sueltan un taco es porque la Real Academia lo aconseja.
Eso sí, jugarán al golf, llevaran coches de impresión y no te envolverán en ese perfume a gañán, pero les huele el aliento igual...

No hay comentarios: