sábado, 4 de agosto de 2007

Corroborando lo que ya sabíamos.

Cuando tomas la decisión de separar a alguien de tu vida, lo haces con la certeza de que estás haciendo lo correcto. Más tarde se puede llegar a pensar que quizás se fue un poco duro, la memoria y el tiempo actúan como bálsamo de los dolores y las decepciones. La cosa es cuando hablas con aquella persona al cabo de equis años y descubres que aquella decisión es la mejor que has tomado nunca.

16 comentarios:

Mr.Celofan dijo...

Si se confirma lo acertado de la decisión solo queda celebrarlo.

Loredana dijo...

así es.

Pimkie dijo...

Yo lo veo desde el punto de vista opuesto: del de la persona a la que otro echa de su vida, y pasados los años descubres que, a pesar de lo mal que lo pasas durante los primeros meses, en realidad aquel cenutrio te hizo un favor y ahora ves que estuviste perdiendo el tiempo con un perdedor.

No sé si él se sentirá como tú te sientes ahora, probablemente sí, pero a mí me da lo mismo.

diego dijo...

aún me falta llegar a los equis años.
un abrazo

Lena dijo...

Mi matizazción es la siguiente: no puede haber mejor cosa que el tiempo te dé la razón ;))
Saludos,
Lena.

Té la mà Maria - Reus dijo...

hemos pasado un buen rato en tu blog, felicidades

saludos desde Reus Catalunya

malaputa dijo...

Bueno, pimkie, he dejado y me han dejado y pienso que nadie es un cabrón por no querer/amar, pero sí por putear. Si no quieres/amas, o no te quieren/aman, lo justo es que te dejen libre, creo yo.
En cuanto a lo de "perdedor"... pues es que es un adjetivo calificativo (hoy tenemos la noche un poco técnica) que me toca un poco la moral, por no decir los cojones, y no te lo tomes a mal.
Me parece una división simplista, simple, simplona y triste y de la vida. Si a él lo consideras un cenutrio perdedor a ti te debe ir de la hostia, ¿no?. Porque, que yo sepa, los ganadores tienen coches de puta madre, corren detrás de la felicidad (=pasta), tienen vidas la hostia de sofisticadas y la hostia de interesantes. Me gustaría ver una foto de tu mansión ;P
A todos nos duele.

Anónimo dijo...

Llamame a las 00:00 guapa.....

Pimkie dijo...

Malaputa, cuando te ofrecen mogollón de veces el curro para el que te has pasado años estudiando (y no es precisamente una formación de esas que pueda decirse que has estudiado por enriquecimiento personal), y posibilidades de promoción profesional a medio plazo... Y dices que prefieres quedarte donde estás porque te da miedo el cambio aunque lo que hagas sea una PUTA MIERDA sin posibilidades de crecer ni profesional ni personalmente, con un sueldo que es un será siempre una PUTA MIERDA, pero ¡ay! algo bueno tiene que tener, y es que las responsabilidades no son demasiadas... En definitiva, si POR MIEDO renuncias a una carrera profesional para la que te has estado años preparando y prefieres quedarte apalancada toda la vida haciendo algo que podría hacer un mono amaestrado... Y encima vives quejándote de que ganas poco, de que no llegas a final de mes, de que tienes mucho curro, de que vas estresada, de que la vida es muy dura...

¿Me cuentas qué calificativo merecería esa actitud?

Yo lo tengo claro: esa actitud corresponde a un perdedor. No es que yo tenga una mansión, pero me lo he currado lo suficiente como para estar trabajando donde quería y en el departamento que quería, así que no me puedo quejar. La felicidad es algo más que pasta y coches de puta madre o una casa enorme. No me puedo quejar, no puedo decir que haya triunfado (todavía), pero sí que no me va mal, porque el miedo al cambio no me ha acojonado para tomar las decisiones que deseaba que me ofrecieran.

malaputa dijo...

Bueno, pimkie, el miedo es libre y es con una de las cosas con las que soy más tolerante, precisamente porque yo también lo he sentido, si esa persona ha decidido por miedo no tomar ese camino, más que desprecio, yo, personalmente, sentiría tristeza...
En el fondo todos buscamos lo mismo, vivir más o menos felices y más o menos tranquilos, cierto grado de satisfacción. No creo en un mundo dividido en ganadores y perdedores. Hay albañiles, taxistas, pescaderos, limpiadoras... muy felices de serlo, y aunque no tengan un puesto, ni un sueldo de puta madre, aunque no tengan responsabilidades, son felices y están satisfechos con lo que tienen.
A lo mejor te preparas toda tu vida para algo y cuando llega descubres que no es lo que quieres. Sin embargo, mira por dónde, como a ti me toca los cojones la gente que se queja y no hace nada por cambiar lo que le jode. Coño, no te joderá tanto cuando no mueves el culo por acabar con la situación, aunque también hay situaciones y situaciones...
Igualmente me disgusta dividir el mundo en "ganadores" y "perdedores". Simplemente porque no lo veo así, me parece una división un poco ramplona.
En la vida hay más cosas que "triunfar".
Al fin y al cabo, ¿qué es ser "ganador"?, ¿qué es "perder"?, ¿qué es "triunfar"?.

Anónimo dijo...

Roja de Mierda. Trabaja.

C de carlitos dijo...

Me gusta el fondo rojo...
Yo prefiero no pensar en decisiones pasadas , por ahora

Mara Jade dijo...

Estoy contigo neni. Y lo bien que te sientes cuando por fin de los por fines has sido capaz de dejar de arrastrar a según qué lastres... es como pegar el mejor polvo de tu vida con el chulazo más habilidoso del universo.

A ver si algún día aparece ese chulazo por mi casa.

---VORAGINE--- dijo...

ganar es llevarte el apartamento en Torrevieja en el 1,2,3!

berti dijo...

...Me ocurre lo contrario: cortas; al cabo de 10 segundos te arrepientes; al cabo de 20 -y hasta que pasa una semana, y a veces meses y a veces años- te convences, o realmente piensas, que es la decisión correcta. Luego lo ves, y no...

aspirante dijo...

Y que lo digas, a veces mejor solx que mal acompañadx. Y cuando ves y sientes que hay muchos más contras que pros mejor que corra l'aire!