lunes, 20 de agosto de 2007

Al final...

El otro día viendo en las noticias las fiestas de Gracia sentí un pequeño pellizco en el estómago pensando en lo que me estaba perdiendo.
Esta mañana, en el coche, al volver del desayuno, mientras nos despedíamos, me mirabas, me acariciabas y me decías que me querías y callaba sintiendo el alma llena de brasas olvidándome de Gracia, olvidándome de Barna, olvidándome de todo, con el puño en el estómago, sin atreverme a hablar.

2 comentarios:

Lukre dijo...

sin atreverte a hablar??? porque

Kahlo dijo...

Yo fui el viernes a las fiestas de Gracia y me decepcionaron un poco, cada año que pasa me gustan menos, porque fue eso... "mucho ruido y pocas nueces".

La imagen que cuentas, en cambio, es preciosa :)