lunes, 19 de marzo de 2007

Odio que le hagan daño a la gente que quiero.

Si pudiera os quemaba la casa, el coche, los cojones (si los tuvierais).
Os partiría las rodillas, os partiría la cara y os rompería los dedos uno a uno.
Le diría a la gente el par de mierdas y lo cobardes que sois.
Os metería en un agujero y no os dejaría salir hasta que suplicarais piedad.
Hasta que vomitarais cada vez que oyerais vuestro propio nombre.
Hasta que os salieran úlceras cada vez que pensarais "yo..."
Me dais asco por ofender, por humillar, por no saber ser ni profesional ni persona.
Me da asco oir vuestro nombre.
Me quita el hambre, me da arcadas saber que existe gentuza como vosotras.
Me jode hasta que me hagais enfadar.
Para vosotras, hijas de perra, sólo os deseo de verdad el triple de lo mismo que habeis hecho.
Teneis que ser muy tristes para dedicaros a hacer algo así.
Pudríos, zorras.

12 comentarios:

La-Ruina-de-la-Familia dijo...

Háblanos de esas zorras.

Lu dijo...

hacer daño ultimamente se esta convirtiendo en deporte nacional. y si para colmo es para dañar a alguien querido, jode vaya sino.

Garrafal dijo...

Estas hablando de los del PP?

malaputa dijo...

No hablo del PP. No pienso hablar de esas zorras que ni merecen tener nombre.
A partir de anoche he decidido que cuando las tenga delante las llamaré de otra forma.
Me niego a nombrarlas.

malaputa dijo...

No hablo del PP. No pienso hablar de esas zorras que ni merecen tener nombre.
A partir de anoche he decidido que cuando las tenga delante las llamaré de otra forma.
Me niego a nombrarlas.

malaputa dijo...

No hablo del PP. No pienso hablar de esas zorras que ni merecen tener nombre.
A partir de anoche he decidido que cuando las tenga delante las llamaré de otra forma.
Me niego a nombrarlas.

malaputa dijo...

No hablo del PP. No pienso hablar de esas zorras que ni merecen tener nombre.
A partir de anoche he decidido que cuando las tenga delante las llamaré de otra forma.
Me niego a nombrarlas.

Ireneu dijo...

La ira es mala consejera, amiga mía. Muy mala consejera.

Perdona siempre; no olvides nunca.

COPERO dijo...

Jajajaj si es que la izquierda es genocida de por sí xD

Charan dijo...

Hola, me parece que dentro de la rabia podemos caer fácilmente en el círculo vicioso de "los pensamientos calientes" que sólo alimentan mi ira una y otra vez...te animo a leer o participar en mi artículo:"las consecuencias menos deseadas de la rabia" en www.charandiaz.blogspot.com
por cierto, necesito tu consejo ¿cómo conseguiste que tu blog salga en google con la palabra malaputa?

Charan dijo...

Pienso que es mejor buscar soluciones constructivas, aeptando mis propias limitaciones, y lo que "depende de mí", y dejando aquello sobre "lo que no depende de mí" (sin caer en la pasividad). Saludos, si te animas nos vemos en "todos somos psicólogos"

Charan dijo...

aeptando quiere decir: aceptando.