jueves, 15 de marzo de 2007

Me hago mayor.

Discuto con él y pienso en solucionarlo y no en romper.
No pienso en hoy, ni en mañana, pienso en los próximos cinco años, diez, veinte... o cien.
No me recreo pensando en cómo voy a romper con él, sino más bien planeando cómo llegar a estar juntos de una vez.
Te echo de menos.
Te quiero.