viernes, 9 de marzo de 2007

Basado en hechos reales.

I.: "U", tío. ¡No me hodas! - le grita con mala leche con su acento sevillano-.
U.: ¿Qué?. - le responde con sorpresa con todo su acento catalán-.
I.: Si es que hay que ver, tía, Malaputa.
M.: ¿Qué?.
I.: Si es que los tíos no se enteran.
M.: Yo creo que es más bien un problema de desencuentro.
U.: ¿Desencuentro?.
M.: Sí, cuando nosotras queremos que os entereis de algo, no os dais cuenta de nuestras señales, cuando no queremos que os fijeis, captais de más...
Se ríen.
U.: ¿Tú crees?.
M.: Sí.
I.: Y si no, mírate a ti mismo, U.
U.: ¿Qué?.
I.: Tú no te enteras de ná.
U.: ¿No?.
I.: No. Encima de tío, catalán...
U.: Joder...
M.: ¡¡Ole, ole y ole!!. ¡¡Viva I., nueva embajadora de Andalucía en Cataluña!

2 comentarios:

Dreamer dijo...

Vaya, vaya, ... llamaremos al tomate? con tantas iniciales uno se pierde

N.

O.k.,o.k.! dijo...

¡Con lo monos que son los (algunos) catalanes...!

Al menos, tienden a ser menos mahitos :-)