jueves, 1 de febrero de 2007

El ser humano...

A veces, sólo somos carne que sangra, músculos que duelen, lágrimas que estallan, estómago que se retuerce, corazón que grita, muñones que rascan inútiles.
Desesperación, impotencia. Sentir el vacío en la garganta.
Ese sabor metálico y acre que se queda en la lengua.

3 comentarios:

Clandestina dijo...

Joer, me has descrito esta mañana... Hoy sólo soy una masa de músculos a la que le han dicho que tiene que levantarse...

CatycaT dijo...

cuando io me siento así, grito, te lo recomiendo. Ánimo, todo pasa...

Noviembre dijo...

A veces, todo eso puede con nosotros...