martes, 9 de enero de 2007

Lo que nunca vereis...

7 meses. Una foto riendo en el metro de Roma. Far away. La madrugada. Un mail organizando una cena de despedida. This ship is taking me far away. La idea para un diccionario. Música. Serpientes. Far away from the memories. Setas. Flashes. Nombres. Recuerdos. Risas. Of the people who care if I live or die. ¿Estarás dormido?. I'll never let you go. El teléfono sin sonido enchufado al cargador. "Nos gustaría que te dieras cuenta de lo importante que es tu cargo". Trabajar de sol a sol. If you promise not to fade away. El café hasta la línea de arriba y una gota de leche. La luz del reproductor. Never fade away. Las llamadas desesperadas a MRW. Teléfono. "La estación se hacía más propicia. Apenas concluido mi curso, conduje a Marceline a La Morière, pues el médico afirmaba..." Navidades. Teléfono. Teléfono. Galiano. Un masaje. Y luego un lápiz. El almacén y la urgencia. Las noches de estrés. El dolor en el pecho. De angustia. De duda. El templo del gato convirtió en memorias a Kawatani. Luego: la última gran locura. Con nocturnidad. Con premeditación. Con alevosía. "Nos echan, tía". "¡Qué va!". "Ainshhh... ¿Lo llamarás?". "Cuando me vaya, que eso será para largo". "¿Por qué?". "No lo sé". Una perdida. Un partido de fútbol. Hora y media. "¿De qué coño hablasteis?". "No lo sé". Hold you in my arms. Tú al aire libre. Yo con el coche aparcado en cualquier lugar. Carlos Baute. Mañanas y mañanas inside The sighs' room. Messenger. Teléfono. MRW. Estrés. Una foto con el móvil abrazadas en La Carpa. Riendo. Bailando. Borrachas. Rubén. Mala hostia. Raphael. Otra cena de despedida. I just wanted to hold. "¡Anduriña!". Decir a alguien, a ti, que nunca leerás esto, llorando por teléfono: "me quiero ir, en serio, me quiero ir". Las risas. "Juguem o que?!". El calor. Las cañas. La competición tirando gomas en la terraza. "¿Por qué siempre tenemos que hablar tan tarde?". You in my arms. "¡Yaaaa, Malaputaaaa!". Tim Buckley. No se puede cocinar. Turnos para el café. Turnos para comer. Y lo tengo claro. Te quiero. Te quiero. Te quiero tanto... Y me quiero ir. Me voy. Me marcho. "Mala, Puta, Malaputillaaa... te vamos a echar de menos...". Me fui. Esa cena de despedida fue para mí.

2 comentarios:

LuCeMoi dijo...

muy buena asociacion de ideas.. interesante..
tx por tus deseos de feliz cumple..
nos leeos

Anónimo dijo...

Todo final significa el inicio de algo más y puede que hasta mucho mejor de lo que te puedas imaginar, al menos eso me ha pasado a mi.