lunes, 27 de marzo de 2006

Cogía el agua caliente con una jarra de la palangana y durante unos breves instantes dejaba de temblar.
Mientras se enjabonaba rápidamente el pelo susurró "aaayyy" y vió cómo salía el aliento caliente de su boca.
Oyó la puerta que se abría suavemente, se asomó entre las cortinas de la ducha y vio la sombra de la cabeza del perro y entonces pensó:
- "Me hago setecientos kilómetros, me voy al quinto coño, me estoy cagando de frío, y me estoy duchando en una palangana... O me estoy enamorando o soy totalmente gilipollas..."

miércoles, 22 de marzo de 2006

Paul Celan - Chanson de una dama a la sombra.

    Cuando la Taciturna llegue y decapite los tulipanes,
    ¿Quién saldrá ganando?
                        ¿Quién saldrá perdiendo?
                                ¿Quién se asomará a la ventana?
    ¿Quién pronunciará primero su nombre?

    Alguien que es portador de mis cabellos.
    Los lleva como se lleva a los muertos en las manos.
    Los lleva como llevó el cielo mis cabellos aquel año en que amé.

    Los lleva así por vanidad.

    Ese saldrá ganando.
                    No saldrá perdiendo.
                            No se asomará a la ventana.
    No pronunciará su nombre.

    Es alguien que está en posesión de mis ojos.
    Los tiene desde que se cierran los portones.
    Los lleva en los dedos, como anillos.
    Los lleva como añicos de fruición y zafiro:
    era ya mi hermano en otoño;
    y ya cuenta los días y las noches.

    Ese saldrá ganando.
                    No saldrá perdiendo.
                            No se asomará a la ventana.
    Pronunciará su nombre el último.

    Es alguien que tiene lo que dije.
    Lo lleva bajo el brazo, como un bulto.
    Lo lleva como el reloj su peor hora.
    Lo lleva de umbral en umbral, mas no lo arroja.

    Ese no saldrá ganando.
                    Saldrá perdiendo.
                                Se asomará a la ventana.
    Pronunciará su nombre el primero.

    Será decapitado con los tulipanes.



Translation by Felipe Boso

A las cuatro de la mañana.

Me despierto con el corazón botando, abro los ojos y aguanto la náusea.
Miro la ventana y veo que está demasiado oscuro, cojo el reloj, las cuatro.
Dejo caer otra vez la cabeza sobre la almohada.
Trago saliva intentando aguantar las ganas de vomitar.
Me acurruco debajo del nórdico y trato de no pensar en nada.
Menos uno, siento que los músculos de la cara se relajan.
Respiro profundamente.
Menos dos, ahora siento mi cuello y mis hombros cada vez menos tensos.
Aguanto la arcada.
Me giro en la cama.
Trato de no pensar en nada.
Sólo son las cuatro de la mañana.
 

lunes, 6 de marzo de 2006

UAAAAAAAAAAAAAAAAAH!!!!

Dijo él:
"Fase 1: Voz.
Fase 2: Voz + datos.
¿Datos = letras?."
Respondió ella:
"Datos = sabor, sudor, risas, labios, manos, muslos, pelo, espaldas, suave, intenso, calor."
Agregó él:
"Fase 2: ¿L'amour?".