domingo, 26 de noviembre de 2006

¿Comes dolor?.

Lo vi en una pintada. Y pensé: "¿a qué coño se refiere?". Ahora ya lo sé.
Después de descubrir que no había razas mejores que otras, que los hombres no son mejores que las mujeres, toca descubrir que la especie humana no es mejor que cualquier otra especie animal que habita la tierra.
Toca descubrir que los animales no son cosas que están a nuestro servicio.
Toca descubrir que no tenemos derecho a hacer sufrir PORQUE SÍ a cualquier otro ser vivo.
Sólo porque pensamos: "somos humanos, somos superiores, el mundo (y todo lo que éste contiene) es nuestro". Para nosotros esto es lo NATURAL, como lo era para el blanco con respecto al negro, como lo era para el hombre con respecto a la mujer.
Es incómodo, es jodido, es una cabronada, pero igual que a través de preguntas triviales descubrimos nuestras faltas (depilación masculina vs. femenina, por ejemplo), quizás es hora de comenzar a preguntarnos, de cuestionarnos más bien, si cada vez que nos sentamos a la mesa y nos comemos un plato de carne, pescado o marisco, no estamos siendo cómplices de una crueldad, una tortura, un maltrato.
Muchos responderán: "pues sí, lo somos, ¿y qué?". La respuesta es: "¿Por qué te da igual la vida de mierda que lleva una vaquita o un cerdido pero te escandalizas si apalean a un perro?". Y la respuesta a esta última pregunta ya la sabes: "Porque lo primero no lo ves".
Y no sólo no lo ves, sino que además, no lo quieres ver. Lo comprendo: verlo es incómodo, te coloca en una situación difícil, ¿qué excusa vas a poner?. ¿Que la dieta vegetariana no es tan sana como la otra?. Los estudios demuestran que es más sana que la omnívora, tiene un índice inferior de casos de cáncer, de diabetes, de anemias... Es más sana y más ecológica. Se destruyen montes y montes (y los árboles son necesarios para el futuro del planeta) para hacer pastos para alimentar ganado... Y esta es una entre tantas razones.
Se van acabando las excusas. Me da que hay una revolución en marcha.
Uno sólo tiene que decidir qué hace.
Y preguntarse: ¿Y yo, como dolor?.

7 comentarios:

Zuviëh dijo...

Yo creo que habría que cambiar la forma de producción de carne. No sé, yo he estado estudiando veterinaria y te horrorizas con las cadenas de producción cárnica, pero luego habrá que hacer lo mismo con las plantas. Oye que ellas también son seres vivos, ¿quién te dice que ellas no sienten? Tal vez aún no se ha descubierto.

malaputa dijo...

Excusas.
Los animales tienen un sistema nervioso que les hace sentir como sentimos nosotros.
Cuando venga un científico y diga que las plantas también sienten como nosotros, nos lo planteamos también.
Darse cuenta y cambiar es jodido. Soy consciente, yo también estoy recorriendo ese camino.

Anónimo dijo...

y los animales,
¿no comen otros animales?
No llevemos todo a los extremos. Ni todo carne ni todo verduras.
Que si, que hay mucha violencia, y todo eso de la cria para luego comernoslo.
Pero no seamos radicales.
A mi los documentales que veía de chica me eneñaron que las leonas cazaban gacelas. Y no me parecía violento. Ni creía que se supieran superiores.

Anónimo dijo...

Abriendo campos de polemica...
En mi opinion, algun día se producirá el cambio...

Fendetestas dijo...

Hmmmmmmmmmmm...

Discrepo. No es superioridad, es cadena trofica.
Quizá sí podríamos discutir si la proporción proteinica actual procedente de la carne es lo "natural" y recomendable. Pero de ahí a decir que somos más evolucionados por respetar el derecho de los animales a no ser comidos...
Como que no acabo de verlo, de todos modos el equilibrio ambiental se rompió hace mucho, muchísimo más tiempo del que podamos ninguno recordar. De hecho se rompió cuando dejamos de ser hordas cazadoras recolectoras para convertirnos en adorables granjeros criando lo que comemos, los animales se reproducen para ser devorados, el ser humano también.
Y mucho me temo que somos el ser más violento y despreciable de la faz de la tierra ya que no hay nada más "humano" que la crueldad.

Y como dices "Sí" nos afecta como no debio hacerlo nunca la mera visión de la violencia y la muerte, aunque sea animal. Vivimos en una sociedad que niega la existencia de esta, se nos invita a ser inmortales, a que rehuyamos cualquier tipo de vivencia desagradable, para la mayoria de la gente la mera presencia de una matanza de las que se realizan en cualquier pueblo le provocaria vomitos y nauseas. Cuando al matarife y a la gente que lo hace habitualmente le parece lo más natural del mundo.

Solo nos limitamos a despojar de significado lo que no vemos.

Saludines.
Fendetestas

Zuviëh dijo...

No no son excusas, muchas veces pienso como tú, pero las cosas son como son. Simplemente que también lo veo desde otro (más bien varios) punto de vista.

Saludos.

mikel dijo...

Estoy contigo canallona

-En que no debemos comer dolor al criar animales en explotaciones intensivas, con pésimas condiciones y excesivamente artificiales (toda cría tiene un elemento de artificialidad)

-En que debe existir un respeto al ser vivo que puede servirnos de alimento, debe existir una consciencia de que es un ser vivo como nosotros y forma parte de ese "experimento" que es la vida.

No estoy deacuerdo contigo en que

-Cualquier interrupción del ciclo vital (muerte) de cualquier ser vivo sea gratuita e innecesaria. Existen situaciones en las que hay que elegir entre nuestra vida, como personas o como especie, y entre las de otros seres vivos. Enfermedades, plagas, etc..

-Creo que el problema es el de la opulencia, en el que no se valora lo que se tiene. El problema está en el punto de equilibrio, eliminar lo injusto e innecesario.

Un besazo.