sábado, 22 de enero de 2005

Se presiza...

Gente para formar un grupo, yo canto, R. no sé qué hace, pero también quiere formar parte. No sabemos tocar ningún instrumento, así que estaría bien que el nuevo/a miembro/a supiera hacer algo relacionado.
Queremos ser guays, pero sobre todo, forrarnos.

lunes, 17 de enero de 2005

Diario de un hijo de puta 2.

-Toma el teléfono, era Enriqueta, llama que no he llegado.
-Dáselo a esa.
-Está ocupada, llama tú.
-Dáselo a ella.
-Pero está ocupada.
-Que se lo des a ella.
-...

Dos minutos más tarde asoma la cabeza por la puerta:
-He llamado, que cuenta con nosotros a las ocho de la tarde.
Al salir cierra la puerta.

-¿Ves como era para ella?.

domingo, 16 de enero de 2005

Diario de un hijo de puta.

-¿Le has sacado brillo a mis zapatos?.
-Sí, míralos.
-¡Están mal!.
-...
-¿Los has lamido bien por abajo?.
-No...
-¿Se puede saber por qué coño no lo has hecho?.
-Creí...
-Creiste, ¡¿qué, joder?!.
-Que sólo tenía que lamerlos por arriba.
-¡¿Por arriba?!.
-Sí..
-¿Acaso no te dije que lamieras también la suela?.
-Yo entendí que era sólo la parte de arriba.
-Tú entendiste...
-Sí...
-Joder, si no entiendes nada, ¿por qué coño no preguntas? -cara de asco-.
-Dame los zapatos.
-No.
-Puedo hacerlo ahora.
-!Que no, joder!.
-...

viernes, 7 de enero de 2005

Recomendación musical del día.

Jo Stafford & Gordon MacRae - A, you're adorable.

Hay veces...

...que me gustaría quedarme callada y de repente soltar:


"tú eres un poco guarra, ¿verdad?".

La costilla de Adán.

Hay cierto tipo de tíos que me hace mucha gracia. Son "megaguays" al principio, saben tanto, te regalan su presencia, su conversación, te adulan, te regalan los oídos... todo mientras ellos creen que tú eres una "chiquita" que le ríe las gracias y lo mira con admiración protegida bajo su ala. Ellos están ahí dando luz a tu vida, señalándote el camino y tú eres la dulce aprendiz que adora a su maestro. ¿Qué haría yo sin ti?. ¡Oh, tú que todo lo sabes y todo lo entiendes, señalame el camino!.
Suelen irse de modernos, de radicales, de rompedores, de cultos, de sabios, presumen de estar a la vuelta de todo hasta que esa dulce princesita, puta desagradecida, se anima a pensar por sí misma y da una respuesta que no corresponde a lo que se esperaba de ella. ¡Qué decepción!. "¡Pensaba que eras más moderna!". "¡Pensaba que eras más madura!"." ¡Pensaba que eras diferente!". "¡Pensaba que..." (era tan imbécil como creías tú... ¡tururú!).
Algunos tíos deberían pedir a los reyes una costilla menos.

jueves, 6 de enero de 2005

Ahora tengo sueño, pero...

volveré y me cagaré en alguna que otra cosa. Lo prometo.

Sí, sí, lo sé.

Seguimos con los cumpleaños, pero ya casi hemos terminado con los regalos, con la mierda de los villancicos rompepelotas, el buen rollo familiar forzado o sólo existente en las películas de la tele, con los refranes populares referidos al follar y el fin de año, el alcohol para resistir las reuniones (¿cuándo se acaban las comidas y las cenas pantagruélicas?), los putos atascos (¿de dónde coño salen tantos coches?), las aglomeraciones de gente (¿de dónde coño sale tanta gente?), las putas compras (¿de dónde coño sale tanto dinero?), los mensajes con felicitaciones (¿de dónde coño he sacado tantos amigos?).
Sólo queda felicitar dos cumpleaños, entregar unos regalos con sus encuentros correspondientes, una comida y una cena familiares y juro, lo juro en serio, que cuando pase todo esto hago la maleta y me voy.