martes, 25 de octubre de 2005

vía mail...

Lo cojonudo de sentirte optimista es que cuando te echan de un sitio, no sólo ves que se ha cerrado una puerta, sino que también se abre todo un mundo de posibilidades delante de los ojos.
Está bien sentir curiosidad por lo que va a pasar...
Suerte.

2 comentarios:

Moi même dijo...

"Será lo que será", por ahí dicen.

Chiringui dijo...

Tambien pasa cuando te vas de un sitio y te da la sensación de revancha