jueves, 6 de enero de 2005

Sí, sí, lo sé.

Seguimos con los cumpleaños, pero ya casi hemos terminado con los regalos, con la mierda de los villancicos rompepelotas, el buen rollo familiar forzado o sólo existente en las películas de la tele, con los refranes populares referidos al follar y el fin de año, el alcohol para resistir las reuniones (¿cuándo se acaban las comidas y las cenas pantagruélicas?), los putos atascos (¿de dónde coño salen tantos coches?), las aglomeraciones de gente (¿de dónde coño sale tanta gente?), las putas compras (¿de dónde coño sale tanto dinero?), los mensajes con felicitaciones (¿de dónde coño he sacado tantos amigos?).
Sólo queda felicitar dos cumpleaños, entregar unos regalos con sus encuentros correspondientes, una comida y una cena familiares y juro, lo juro en serio, que cuando pase todo esto hago la maleta y me voy.

2 comentarios:

Lo que queda de Mel. dijo...

Llévame contigo.

Anónimo dijo...

Mira nene... que he salido a pescarlo esta mañana justo para tí: De los que no les gusta la Navidad y joden del derroche económico por culpa de una fiesta cristiana. Pero cuadno ya ha pasado la marabunta... Mmmm.... que orgasmo.... ahora toca empezar a echarse el pedo de...

"Bueno, la verdad es que no me puedo quejar. A pesar de que Papa Noel me trajo mi tan deseado Scalextric y una Nikon Coolpix para toda la family, los Reyes Magos no querían ser menos y me han regalado un DVD para ver las pelis en DIVX, escuchar MP3, ver fotos JPG, etc. A Ana (mi sorbrinita de 4 años) le he regalado un libro-ordenador para aprender a leer. A la chica, Elenita, le compré un Gusilú y un Epi y Blas que hacen carrera de sacos. Espero que disfruten."

Y así... llevo cinco esta mañana. Ya sé que no es tu caso (el mío tampoco) osea que no es por rebatirte es para que el año que viene ahondes más. ;)

www.germancito/blogspot.com