viernes, 7 de enero de 2005

La costilla de Adán.

Hay cierto tipo de tíos que me hace mucha gracia. Son "megaguays" al principio, saben tanto, te regalan su presencia, su conversación, te adulan, te regalan los oídos... todo mientras ellos creen que tú eres una "chiquita" que le ríe las gracias y lo mira con admiración protegida bajo su ala. Ellos están ahí dando luz a tu vida, señalándote el camino y tú eres la dulce aprendiz que adora a su maestro. ¿Qué haría yo sin ti?. ¡Oh, tú que todo lo sabes y todo lo entiendes, señalame el camino!.
Suelen irse de modernos, de radicales, de rompedores, de cultos, de sabios, presumen de estar a la vuelta de todo hasta que esa dulce princesita, puta desagradecida, se anima a pensar por sí misma y da una respuesta que no corresponde a lo que se esperaba de ella. ¡Qué decepción!. "¡Pensaba que eras más moderna!". "¡Pensaba que eras más madura!"." ¡Pensaba que eras diferente!". "¡Pensaba que..." (era tan imbécil como creías tú... ¡tururú!).
Algunos tíos deberían pedir a los reyes una costilla menos.

5 comentarios:

Lo que queda de Mel. dijo...

Mejor un cerebro. Y da igual, iba a comentar algo sobre los complejos, la luz del siglo, la estupidez humana y la madre que nos parió pero da igual, la cosa va como la cuentas. Hay que repartir más patadas en los cojones. Es el único antídoto.

diego dijo...

No son solo tios, tambien wonas que te juran de una forma que no eres. Prefiero espantar a ese tipo de personas.

tormentadeletras dijo...

hay ,que alivio!!!!,yo crei que solo pasaba ,aqui ,en el inframundo!!!
sabes ,ni bien sospechan que piensas,pasa a la lista,de indeseables!!!!

y eso ,es lo mejor!!!(para que quiere una un cuerpo sin ni una neurona????)

desde un caluroso sur,brisssas

Javier dijo...

Lo malo es que abundan demasiados malnacidos de esa calaña y pobres desgraciadas que los siguen siempre hay...Pero yo antes me pido esa racion de costillas menos (o recurro al onanismo) que rebajarme al maravilloso mundo del tipo "megaguay"

ed dijo...

AMÉN