lunes, 17 de enero de 2005

Diario de un hijo de puta 2.

-Toma el teléfono, era Enriqueta, llama que no he llegado.
-Dáselo a esa.
-Está ocupada, llama tú.
-Dáselo a ella.
-Pero está ocupada.
-Que se lo des a ella.
-...

Dos minutos más tarde asoma la cabeza por la puerta:
-He llamado, que cuenta con nosotros a las ocho de la tarde.
Al salir cierra la puerta.

-¿Ves como era para ella?.

3 comentarios:

LLuVia dijo...

Con el titulo has dado en el clavo.

Un beso apa :***

Southmac dijo...

Malaputa, has reflejado a la perfección a uno de mis personajes favoritos. Se llama Baldy Asshole y es un completo hijo de puta como el que semiprotagoniza tu breve fragmento de vida.

Son carne de calón, amiga. Nosotros valemos más y somos más fuertes. Tan sólo es cuestión de tiempo.

Cuestión de tiempo.

Southmac dijo...

--evidentemente el calón es un concepto inventado por la proximidad entre la l y la ñ, jajaja--