sábado, 20 de noviembre de 2004

Lo de siempre...

Poner música. Se eriza el pelo de la nuca, que se acelera el latido del corazón. Cerrar los ojos emocionada, pensando en lo de nunca.

2 comentarios:

Southmac dijo...

mecagoentodo, y yo aquí, con mi vino tinto sabor madera pasando totalmente de aventurarme por las calles madrileñas... un poco cansado ya, un poco hasta los cojones... y más siendo jornada de luto futbolero (risa malévola, nunca soporté ese deporte, de ahí que me hagan gracia las desproporcionadas reacciones que provoca en la peña)

Anónimo dijo...

Por mí se podía ir la liga entera al carajo.
¿Me pasas la botella de vino, por favor?.