martes, 12 de octubre de 2004

Respuestas...

...A veces creo que necesito alguna, urgentemente. Necesito que me digas un par de cosas, necesito que me lo expliques. El ansia no me deja respirar, hasta que me digo que no hay ni palabras, ni explicaciones, que en el fondo ni las quiero ni las necesito...
Quiero otra cosa, no necesito nada ni nadie, eso lo aprendí bien. Qué curioso...
Pero quiero otra cosa.

2 comentarios:

Hada Korib dijo...

Tal vez, a veces, si se necesitan explicaciones... por el simple hecho de que porque no se va a mojar la otra persona y ponerse en un aprieto teniendo que darlas no?:-)
Aunque también cuando se deciden a darlas nos duelen más .. porque tantas explicaciones, pueden llegar a crear sospecho.
De todas maneras... no te sientas mal y lucha por eso q quieres tener... o .. no tener..

Anónimo dijo...

No voy a tener las explicaciones y me parece que debería acostumbrarme a no exigirlar, a no pedirlas, a no necesitarlas. Tampoco son imprescindibles para continuar.
Lo peor es que lo que quiero no depende sólo de mí.