martes, 28 de septiembre de 2004

¿Sigues sin tener miedo? (EE.UU. y dios, 3ª parte)

A petición popular sigo con el tema de Dios y Estados Unidos.

Sigo rescatando frases de los cudernos de Cristianismo y Justicia. En concreto el del mes de julio de este año, el número 126, "El dios de Bush", de Jaume Botey Vallès, que es profesor de Historia en la Universidad Autónoma de Barcelona.

  • Pat Robertson, El club 700, 6 de mayo de 1985: "Las guerras de exterminio han perturbado a mucha gente porque no saben lo que estaba pasando. La gente de la tierra de Palestina era muy malvada. Se habían abandonado a la idolatría; sacrificaban a sus hijos; tenían todo tipo de prácticas sexuales abobinables; estaba teniendo relaciones, aparentemente, con animales; estaban teniendo sexo hombres con hombres y mujeres con mujeres; estaban cometiendo adulterio, fornicación; adoraban ídolos , dándole a sus hijos como ofrenda; y estaban abandonando a Dios. Dios les dijo a los israelistas que los mataran a todos, a los hombres, mujeres y niños, para destruirlos. Y eso parece algo terrible de hacer. ¿Lo es? ¿O no? Bueno, asumamos que hubiera dos mil de ellos, o diez mil, viviendo en esa tierra, o cualquier otra cantidad. No tengo el número exasto. Tomemos un número. Dios dijo: "Maténlos a todos". Bueno, eso parecería duro, ¿no?. Serían diez mil personas que probablemente irían al infierno. Pero, si se quedan allí y se reprodujeran, en treinta o cuarenta o cincuenta o sesenta o cien años más, podrían concebiblemente ser... diez mil que se irían a cien mil... cien mil a un millón. ¡Y luego habría un millón de personas que tendrían que pasar la eternidad en el infierno!. Y es mucho más misericordioso quitar a unos pocos que ver en el futuro, cien años más tarde, y decir, "Bien, tengo que borrar a un millón de personas que estarían separadas de Dios por siempre", porque la abominación estaba allí como una enfermedad contagiosa. Dios vio que no había cura para ella. No iban a cambiar; sus corazones no iban a cambiar; y lo único que harían sería causar problemas a los israelitas, y alejar a los israelitas de Dios, y evitar que la verdad de Dios alcanzara la Tierra. Así que Dios, en su amor, quitó a un pequeño número, para no tener que quitar un gran número más tarde".
  • Pat Robertson, The New World Order, 1991: "Nunca habrá paz en el mundo hasta que la casa de Dios y el pueblo de Dios reciban su recto lugar de liderazgo en la cima del mundo. ¿Cómo puede haber paz cuando borrachos, traficantes de drogas, comunistas, ateos, adoradores de Satán de la Nueva Era, humanistas seculares, dictadores opresivos, cambiadores de moneda ambiciosos, asesinos revolucionarios, adúlteros y homosexuales están en la cima?".
  • En la carta de la campaña de recaudación de fondos de Pat Robertson (sí, este hombre anda en política, y no es un "mindundi"), en The Washington Post, 23 de agosto de 1993: "La agenda feminista no se trata de iguales derechos para las mujeres. Se trata de un movimiento socialista y anti-familia que alienta a las mujeres a dejar a sus esposos, matar a sus niños, practicar la brujería, destruir el capitalismo y hacerse lesbianas."
  • Jerry Falwell, en 1993: "El SIDA es la ira de un Dios justo contra los homosexuales. No sólo es el castigo de Dios a los homosexuales; es el castigo de dios a una sociedad que tolera a los homosexuales. Oponérsele sería como si un israelita saltase en el Mar Rojo para salvar a uno de los soldados del faraón".
  • Jerry Falwell, en la ceremonio religiosa del 13 de septiembre de 2001, fijaos en la fecha, dijo: "Yo creo que los paganos, los abortistas, los feministas, los homosexuales y lesbianas, quienes están activamente tratando de hacer de sus prácticas un estilo de vida alternativo, además de la gente de la Unión de Libertades Civiles de América (ACLU), la Gente de People For the American Way, y todos aquellos que han tratado de secularizar a los Estados Unidos, yo los señalo a la cara y les digo que ellos han ayudado a que todo esto [los atentados del 11 de septiembre] suceda [...]. Habiendo expulsado a Dios del tapete público y habiendo expulsado a Dios de nuestras escuelas públicas, los abortistas tienen que cargar con una parte de la carga, porque Dios no será burlado. Yo creo, como teólogo que soy, basado en muchísimas Escrituras, que la ACLU y otras organizaciones han intentando secularizar a Estados Unidos y han alterado la relación de esta nación con Cristo en quien hemos sido fundados. Yo creo que ellos han creado un ambiente en el cual Dios ha permitido que el velo de su protección sea levantado".
  • Bush (sí, el mismo que viste y calza) después de cancelar las ayudas económicas a los tratamientos de rehabilitación contra la drogadicción hablaba sobre la recuperación a través de la oración, y dijo en el informe sobre el Estado de la Nación: "Llevaremos este mensaje de esperanza a todos los norteamericanos que luchen contra un problema de drogadicción: el milagro de la recuperación es posible a través de la oración. Y el protagonista podría ser usted".
  • R. H. Charles, otro telepredicador, que en su apoyo a la campaña de Bush, afirmó: "Aquellos que se opongan a la pena de muerte y a la guerra son pervertidos morales y degerados, han perdido la capacidad de indignación moral".

...

3 comentarios:

tximeleta dijo...

¡¡¡Juas!!! ¡¡¡Qué fuerte!!! Creo que ha sido el post más fuerte que has colgao sobre este tema.... ¿pero como puede haber gente que piense así?¿Cómo que el SIDA es la ira de Dios contra los homosexuales, por tolerarlos? Buff, esta vez me has dejado prácticamemnte sin palabras.
Sigue colgando sobre el tema uapa.

Besitos :***

rau! dijo...

esto dá muchos puntillazos.Yo personalmente me quedo con esta reflexion "¿Cómo puede haber paz cuando borrachos, traficantes de drogas, comunistas, ateos, adoradores de Satán de la Nueva Era, humanistas seculares, dictadores opresivos, cambiadores de moneda ambiciosos, asesinos revolucionarios, adúlteros y homosexuales están en la cima?" por esta regla de tres nunca habrá paz en el mundo yo que somos hombre (y mujeres tambien) y todos cometemos errores en mayor o en menor medida. Estos Cuardernos son un recopilatorio de frases miticas!

Anónimo dijo...

A las buenas noches.

Yo sigo sin tener miedo. O, dicho de otra forma: no tengo más miedo del que tenía hace 5, 10 o 15 años. ¿Realmente hay que tener más miedo ahora? Yo creo que no. Miedo no. Pero sí tengo preocupación a corto y medio plazo. Voy a ver si consigo explicarme sin enrrollarme demasiado (dudo ambas cosas...).

Los personajes que citas son predicadores evangelistas ultraconservadores. Su intención es influir directamente en el ámbito político de EE.UU. Lo que hay que ver son las causas, los resultados y a dónde nos lleva todo esto.

Está claro que la religión ha sido parte fundamental de la vida de los estadounidenses desde los tiempos de las colonias. Ha habido épocas de exaltación religiosa realmente fanática. Tampoco hay que olvidar que la mayoría de la población se considera religiosa, y además practicante. El problema viene de la radicalización, del fundamentalismo. Buena parte seguro que se debe al fracaso de las políticas sociales del partido demócrata (la base de los fundamentalistas cristianos la forman las personas de menor formación y capacidad económica). Y desde luego también es una reacción a los cambios progresistas, que perciben como caóticos y anticristianos. Por si fuera poco, ahora tienen además la excusa del terrorismo (que ellos mismos han propiciado), y que retroalimenta su causa.

La cuestión está en que son un grupo numeroso, conservador, y es muy interesante captar su voto. Parece que hay unos 70 millones de evangélicos (más o menos uno de cada cuatro estadounidenses), y algunos analistas dicen que el 40% de los que votaron a Bush en 2002 eran cristianos evangélicos. Por eso no es raro que los republicanos les den su cuota de poder. Más aún cuando Bush se convirtió en cristiano evangélico (que cree que la Biblia es la versión literal de la palabra de Dios) para superar su adicción al alcohol (y a las drogas añaden algunos -por eso no es de extrañar la penúltima cita que das). Lo que podría dar miedo es que Bush aplicase en política los dogmas de su religión (que los políticos evangelistas desde luego que siguen -puede ser interesante leer al respecto esto: http://www.acms.es/barataria/2(10)-9-03.html). Yo creo sinceramente que está más interesado en el beneficio electoral que en seguir una política cristiana fundamentalista. Y pienso así porque parece que están dejando de lado a los evangelistas dentro del partido republicano: no sé cómo habrá acabado la cosa, pero antes del congreso del partido republicano, no se les había invitado. A Jerry Falwell no se le había pedido que prununciase una plegaria en la convención, y dijo que pensaba "entrar y salir discretamente" de la convención (por cierto, que este majete ya ha pedido disculpas públicamente por alguans de sus declaraciones). Pat Robertson, que una vez fue candidato presidencial republicano, dijo que nadie le había pedido que asistiera, y cree que el partido republicano le mantiene deliberadamente alejado de la convención. Según dijo, este año no asistirá, porque no tiene nada que hacer con los moderados independientes.

También es significativo que muchos predicadores, como Dawlin A. Ureña, se quejen del trato que reciben como "fundamentalistas" por parte de la prensa internacional y de las instituciones educativas.
Por eso me parece que no están en su mejor momento, y que lo que hay es una cuesta hacia abajo.

Aunque fundamentalismo ha existido siempre, basta con echar un ojo a la historia cristiana (por cierto, unos buenos libros -que a ver si consigo fusilar pronto- son "Historia criminal del cristianismo", del alemán Karlheinz Deschner). Y más cerca, los enfrentmientos religiosos de Irlanda del Norte, por ejemplo. Hemos venido renqueando hasta ahora con el mismo problema, no creo que el futuro sea peor.

Pero sí me preocupa el resurgimiento de la derecha, Le Pen en Francia, y otras coaliciones derechistas que se han puesto de moda en toda Europa. Me preocupa que se importe el fanatismo religioso americano. Y me preocupa, sin ir más lejos, lo que pasa en España: el PP ha dicho hoy que la actitud del Gobierno con las clases de religión son un claro ataque a la Iglesia. Y esta no tiene repararos en convocar a los católicos a la movilización para defender las ideas del vaticano (del de ahora, que luego ya veremos, porque la Iglesia Católica es una bomba de relojería: están muy divididos, y aunque no se llegará a un cisma -por lo ridículo y circense- sí creo que vaya a haber jaleo en cuanto se despida el JP II). O el auge del Partido Familia y Vida (que algunos llaman moderado, pero hay que leer lo que dicen sus votantes, que es la leche).

Bueno, ya hace rato que me he pasado de la cuenta y esto ya es un coñazo insoportable, pero todavía me gustaría añadir algo. ¿Tiene la culpa de todo esto la religión como tal? ¿Ocurriría lo mismo sin ella? Pues yo, particularmente, no lo sé. Siempre queda la duda de que surjan grupos radicales y fundamentalistas, pero por otro lado, el ataque directo contra grupos religiosos moderados también se me antoja radical. En fin, ya veremos que pasa con las facciones más progresistas de los católicos. Sólo un par de citas:

- José Saramago: "No creo en Dios y no me hace ninguna falta. Por lo menos estoy a salvo de ser intolerante. Los ateos somos las personas más tolerantes del mundo. Un creyente fácilmente pasa a la intolerancia. En ningún momento de la historia, en ningún lugar del planeta, las religiones han servido para que los seres humanos se acerquen unos a los otros. Por el contrario, sólo han servido para separar, para quemar, para torturar. No creo en Dios, no lo necesito y además soy buena persona."

- Raymond Smullyan: "un pastor protestante que conocí, me dijo: '¿por qué será que las mejores personas que conozco son ateas?'"

- Jules Renard: "No sé si existe Dios, pero sería mejor para Su reputación que no."

Bueno, discúlpame el ladrillazo: ha sido sin mala intención.