domingo, 19 de septiembre de 2004

Ainsh, Luli

Qué bonito fue este viernes.
Primero descubrimos un sitio precioso, es una librería, pero no sólo es una librería, además te puedes tomar un café o comprar un regalo especial, en un ambiente super agradable con un chico atendiendo súper majo, que te atiende con cariño, dedicación y sabiendo de qué habla.
Se llama A VER HO, está en la calle Orzán, 22, y tiene una página web que me parece que todavía no funciona o es que hoy ha tenido problemas: A ver ho ¡VISITADLO SIN PERDER TIEMPO! La tienda, digo. R. y yo salimos encantados del sitio, yo con un regalito que me hizo R.: una tableta de chocolate de yoghourt y frambuesas... Tremendo, y teníais que ver qué tarros de caramelos más bonitos, y con qué buen gusto lo ha decorado todo. Una rara avis que hay que cuidar y mimar y en la que hay que gastar dinero para poder seguir disfrutándola.
Después de ir a cenar, nos fuimos a tomar algo y cuando ya estabamos entonaditos nos metimos en el Mardi a bailar, cuando nos echaron nos fuimos al Inox a bailar, cuando nos echaron nos fuimos al Caimán a bailar, simpático bailar techno como si fuera salsa todos desmelenados. Bailamos hasta que mis pies entaconados pidieron papas.
Abrazaditos para no coger frío fuimos hasta el quinto carajo a coger un taxi, de paso un indigente nos invitó a lo que quisieramos tomar (no en vano estabamos sentados en "su casa" tomando un respiro) y vimos amanecer y ayudamos a que se nos bajara todo lo que habíamos bebido.
Lo que más me apetece cuando una noche es así de buena, es cerrar los ojos y despertarme a la mañana siguiente en mi cama, ya desnuda y descansada, sin tener que pasar por el trago de coger el taxi, llegar a casa, desnudarme, sentir que me duelen los pies, que estoy cansada y sudada, que tengo mucho sueño, que ya no quiero saber nada, sólo asegurarme que R. también llegó y que está bien en casa.
Todos los viernes deberían ser así. Muchísimas gracias, R. :*

1 comentario:

Anónimo dijo...

un millon de asias a ti :*